!!La novia de mi sobrino!!! Parte 2❗
23 Mar, 2024
Tiempo de lectura aprox. :
9 min.
0 votos

RELATOS ERÓTICOS:
La Novia de Mi sobrino (2° Parte)
Ese
jueves Sofia llegó a la hora señalada: cara lavada, calza multicolor y remera haciendo juego ... estaba hermosa, sobre todo por las bolsitas que se habían formado en sus ojos producto de levantarse tan temprano.
Cargamos la folletería y partimos hacia Esperanza donde nos esperarían un par de vendedores de la sucursal local para ayudarnos a armar el stand .. .

teníamos por delante algo así como una hora y media de viaje.

" ... querés que empiece el mate ? .... preguntó
" ... dale ... junto al bolso hay medialunas que compré camino a la oficina ...".

Sofía se sentó tipo "chinito" y se puso a preparar el mate. Su rodilla ocupaba más allá de su asiento, llegando casi hasta el mío: " ... querés que corra la pierna o no te molesta ? ..." dijo mientras se acomodaba.
" ... no, está bien, dejala ahí ... no hay problema ..." respondí.

Luego de unos minutos de viaje y ya habiendo dejado de tomar mate iniciamos una conversación que fue calentando el ambiente.
" ... qué dijo Gabriel de tu trabajo de promotora ? le molestó ? quise saber.
" ... no ... en realidad Gabriel no sabe nada que yo trabajo este fin de semana ... bueno, a decir verdad Gaby no sabe nada de mí desde hace casi dos meses ... nosotros no andamos más de novio ..." confesó ella.
La miré sorprendido ... ella rió.
" ... qué mirás así ? soy una niña soltera ahora ! ... casi una monja ... imaginate ... dos meses sin garchar !! ..." y lanzó una carcajada que dejaba ver su dentadura perfecta.
" ... perdón, no sabía ..." atiné a decir e instintivamente puse mi mano sobre su rodilla en un acto de consuelo.
" ... tampoco es el fin del mundo ... algo me dice que este finde voy a tener una alegría ..." agregó poniendo en alerta mi pija que había comenzado a tomar temperatura de a poco.

La imagen que me regalaba el sol entrando por el lado de su ventanilla era maravillosa: los rayos parecían dibujar el contorno de sus pechos y me permitía ver cómo se marcaban sus pezones ... mi erección estaba a pleno.

Llagamos al predio y nos estaban esperando la gente de nuestra sucursal local. Durante la mañana armamos el stand y cerca de las 13 hs. fuimos a almorzar. A las 16 hs. se inauguraba la muestra.

Media hora antes de la apertura Sofia estaba cambiada: su pelo planchado, sus ojos pintados estilo gata, los labios color mora ...el catsuit le quedaba de maravillas ... sus pechos elevados y firmes, su cola un regalo del cielo, pero me llamó la atención que no se le marcaba la bombacha.

" ... Sofi ... te queda espectacular ! cómo hiciste para que no se te note la bombacha ?
" ... fácil, no traigo ropa interior ..." me dijo al oído riendo, y tomando una de mis manos la guió recorriendo su espalda hasta sus muslos ... " ... viste que no tengo nada puesto ? y se marchó hacia donde comenzaba el movimiento de gente meneando su culo, con el catsuit metido entre sus nalgas ...

A las 21 hs. exactas se cerró el predio, la tarde resultó aburrida ya que quienes recorrían la expo eran empresarios y autoridades locales,  esa primera tarde eran entradas de protocolo, mañana sería nuestro primer día de trabajo en serio.
Volvimos a nuestra ciudad luego de dejar a los otros dos vendedores cerca de sus casas.
Sofia seguía con el catsuit puesto, la oscuridad de la ruta no me permitía ver mucho, pero mi imaginación volaba.
Al llegar a su casa se despidió de mí con un suave pero prolongado besa en mi mejilla mientras con una mano me acariciaba la cara.
" ... gracias por esta oportunidad de trabajo "tío" ... algún día espero poder retribuirte lo que hiciste por mí ..." dijo casi susurrando, cosa que lo único que hizo fue lograr que mi pija se pusiera dura al instante.
" ... no mi amor !!! gracias a vos por haber aceptado, sino tendría que haber salido a buscar a alguien y no tenía tanto tiempo, además a vos te queda pintado el uniforme ... mañana te paso a buscar, no te olvides ..."
Rió y bajó del auto. Caminó hacia su casa con pasos largos ... sus caderas se movían maravillosamente haciendo que llevase una mano a mi pija y la acariciase ... esa noche cojí con mi mujer a lo bestia, acabándole entre sus tetas pensando en la pendeja ...

La mañana del viernes ya venía calurosa, pero mi sorpresa fue verla salir de su casa rumbo al auto: vestía minifalda de jean y una remera básica blanca que con el fresco de esa hora marcaba en forma violenta los pezones.
Sofía subió, me besó - esta vez muy cerca de mis labios - y con esa carita de recién levantada preguntó si empezaba el mate.

al contestarle que sí, se acomodó como el día anterior, poniendo sus piernas como chinito, solo que esta vez la mini quedó casi a la altura de su cintura permitiéndome observar su blanca bombacha.
" ... bueno ... al menos esta vez puedo ver que traés bombacha !! ... dije abriendo los ojos.
Sofía rió y largó: " ... no te molesta que se vea un poquito no ?? ...
" ... para nada, me pone feliz ..." dije y reímos los dos.
" ... Ay, ay, ay .. con qué poco te hago feliz !! ... voy a pensar entonces en ver cómo hago para darte un poco más de felicidad, después de todo debo ser agradecida con el que me consiguió el trabajo ..." y me guiñó un ojo.
Puse mi mano sobre su rodilla, acariciándola, mientras ella comenzaba a subir su remera dejando su panza libre.
" ... voy a aprovechar a tomar sol, no creas que me estoy desnudando ... al menos por ahora ..." y soltó una carcajada mientras  empezaba a cebar mate.
Acomodé mi pija que obviamente se había puesto dura y observé que miró de reojo, casi sin disimulo ... nos quedaba una hora de viaje y las fichas ya estaban sobre la mesa.

Llegamos ... Sofia se cambió y comenzó a hacer su trabajo. Al mediodía fuimos al mismo comedor del día anterior.
Luego de almorzar subimos al auto y fuimos en busca de un hotel para las noches de sábado y domingo. Esperanza no es una ciudad muy grande, es principalmente una ciudad de chicos universitarios, por lo que no había muchos hoteles. El único que conseguimos tenía una sola habitación doble por lo que tendríamos que compartirla ... mi cabeza volaba a mil aunque faltasen 24 hs. para que se diera ese momento. Sofia no dijo nada, solo que sería la primera en bañarse, eso era lo único que "no negociaba", a lo que accedí sin duda alguna, después de todo la tendría conmigo 48 horas.

Terminaba la jornada y una vez que cerraron el predio nos dedicamos a acomodar las cosas... me senté sobre el escritorio con las piernas abiertas y entró Sofía con cara de cansada... llegó hasta donde yo estaba y acomodándose entre mis piernas me abrazó.
" ... uf ! estoy muerta ... me cansaron estos tacos ..."
Yo la rodeé por la cintura acariciando el nacimiento de su culo, pude comprobar que no había ropa interior ... mi pija saltó endurecida, ella seguía ubicada ahí.
Me acomodé mejor haciéndole sentir mi bulto... Sofi  no dijo nada, sólo soltó mi cuello y quedó frente a mi.
La abracé con ambos brazos por su cintura quedando cara a cara.
" ... muy cansada ? .. pregunté
Y haciendo pucheros con su boca asintió con su cabeza.
Me volvió a abrazar y esta vez mi pija estaba a pleno en su raja ... bajé del escritorio y dándole un beso en la frente le dije que nos marchásemos a casa, mañana sería otro duro día, tan duro como mi pija en ese momento.
Nos despedimos de los vendedores - que miraban y no entendían nada - y abrazados nos fuimos al auto.
En el viaje de regreso ella se quedó dormida sobre mi hombro, yo mientras tanto acaricié sus piernas todos los minutos que duró el viaje.
La dejé en la puerta de su casa ... se despidió con un pico, limpiando con sus dedos la pintura que había dejado en mis labios... los dos sabíamos que mañana no sería un día más.

572 visitas
Valora la calidad de esta publicación
0 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas
Adimvi es mejor en su app para Android e IOS.