Madrugadas
19 Jul, 2022
Tiempo de lectura aprox. :
1 min.
+2 votos

Ven a vencerte conmigo
en la calma de la oscuridad
que desprenden mis madrugadas,
cuando ya he fumado todo lo que me mata.
Allí cuando ya me quedo desarmada
y sin más espanto que la sombra de tu ausencia.
No quiero abrazarme ni una noche más
a la fulana que nunca me falla sin llamarla,
llamada soledad.


Pero no la quiero a ella,
no busco otros brazos, otras piernas,
que rodeen mi cuerpo
para encontrar auxilio ni amor ni deseo.
Soy un cuervo
esperando el milagro de la noche
donde, al menos, apareces en mis sueños.


Pero ni siquiera allí te creo
posible.

.
15 visitas
Valora la calidad de esta publicación
2 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas
Descarga ya la app para Android e IOS.