Tiempo al tiempo
29 Jun, 2022
Tiempo de lectura aprox. :
1 min.
0 votos

No tienes el control.
No puedes acelerar ni frenar
cuando quieres tú.
El peso en el tórax
que aprisiona el oxígeno
y el hilo invisible
atando tus manos y pies.


Te has desplomado
en un abrazo de socorro.
No sabes cómo seguir,
cómo hacerlo.


Yo no sé cómo ayudarte.
Te he mirado con el amor en las pupilas
y la lluvia en las pestañas
y mi propio corazón hecho un desastre.


Cargo mis propias mochilas
y sé cómo duelen las entrañas
y cómo es que la oscuridad esté
al borde de atraparte
y cómo es que te tenga
con tu fuerza engullida.


Pero sé cuánto vales,
aunque tú no alcances a creerlo.
Que la vida es un salto y una caída,
una noria que no para
de abajo, arriba.


Están tragándote
tus propias arenas movedizas internas,
casi no respiras,
créeme, te entiendo,
pero aquí estoy creyendo en ti.


Vas a salir de todas;
espera, quédate a verlo.


 

.
253 visitas
Valora la calidad de esta publicación
0 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas
Adimvi es mejor en su app para Android e IOS.