Si no conoces tu historia, estarás condenado a repetirla
15 Oct, 2021
Tiempo de lectura aprox. :
168 min.
+2 votos

"Hacer la guerra contra el Papa es hacer la guerra contra Dios, ya que el Papa es Dios, y Dios es el Papa". -Historia de Moréri .

(Louis Moréri (25 de marzo de 1643 - 10 de julio de 1680) fue un sacerdote y enciclopedista francés).


"El líder de la iglesia católica es definido por la fe como el Vicario de Jesucristo (y es aceptado como tal por los creyentes). El Papa es considerado el hombre en la tierra que ocupa el lugar de la Segunda Persona del Dios omnipotente de la Trinidad". (Juan Pablo II, Cruzando el umbral de la esperanza, p. 3, 1994).


"El Papa no es simplemente el representante de Jesucristo. Al contrario, es Jesucristo mismo, bajo el velo de la carne, y que por medio de un ser común a la humanidad continúa su ministerio entre los hombres ... ¿Habla el Papa? Es Jesucristo quien habla. ¿Enseña él? Es Jesucristo Quien enseña. ¿Confiere la gracia o pronuncia un anatema? Es Jesucristo mismo Quien está pronunciando el anatema y confiriendo la gracia. Por lo tanto, cuando se habla del Papa, no hay que examinar, sino obedecer: no hay que limitar los límites del mandato, para adaptarse al propósito del individuo cuya obediencia se exige: no debe haber ninguna cavilación sobre la voluntad declarada del Papa, y así investirla de otra cosa que no sea la que él ha puesto: no se deben aportar opiniones preconcebidas: no se deben oponer derechos al derecho del Santo Padre de enseñar y ordenar; no se deben criticar sus decisiones, ni disputar sus ordenanzas. Por lo tanto, por la ordenación divina, todos, por muy augusta que sea la persona, ya sea que lleve una corona o esté investida con la púrpura, o esté vestida con los ornamentos sagrados: todos deben estar sujetos a Aquel que ha tenido todas las cosas puestas bajo Él". -Evangelical Christendom, 1 de enero de 1895, pág. 15, publicado en Londres por J. S. Phillips.


-Estas palabras aparecen en el Derecho Canónico Romano: "Creer que nuestro Señor el Papa no tiene el poder de decretar lo que se decreta, es ser considerado herético.-Yo la Glosa "Extravagantes" del Papa Juan XXII Cum inter, Tit. XIV, Cap. IV. Ad Callem Sexti Decretalium, París, 1685. (Ver el documento real aquí)


-El padre A. Pereira dice: "Es muy cierto que los Papas nunca han aprobado o rechazado este título 'Señor Dios Papa', pues el pasaje de la glosa referida aparece en la edición del Derecho Canónico publicada en Roma en 1580 por Gregorio XIII".


"Parece que el Papa Juan Pablo II preside ahora la Iglesia universal desde su lugar en la cruz de Cristo". "El obispo de Auckland dice que el Papa preside desde la cruz" AUCKLAND, Nueva Zelanda, 20 de septiembre de 2004, Zenit.org
"En los fundadores y fundadoras [de las órdenes consagradas de monjas y sacerdotes, etc.] vemos un constante y vivo sentido de la Iglesia, que manifiestan por su plena participación en todos los aspectos de la vida de la Iglesia, y en su pronta obediencia a los obispos y especialmente al Romano Pontífice. Con este trasfondo de amor hacia la Santa Iglesia, 'columna y baluarte de la verdad' (1 Tim 3: 15), comprendemos fácilmente la devoción de San Francisco de Asís por 'EL SEÑOR PAPA', la franqueza filial de Santa Catalina de Siena hacia aquel a quien llamaba 'CRISTO DULCE EN LA TIERRA', la obediencia apostólica y el sentire cum Ecclesia de San Ignacio de Loyola, y la alegre profesión de fe de Santa Teresa de Ávila: 'Soy hija de la Iglesia'. También podemos comprender el profundo deseo de Santa Teresa del Niño Jesús: 'En el corazón de la Iglesia, mi madre, seré amor'. Estos testimonios son representativos de la plena comunión eclesial que los santos, fundadores y fundadoras, han compartido en tiempos y circunstancias diversas y a menudo difíciles. Son ejemplos que las personas consagradas deben recordar constantemente si quieren resistir a las fuerzas centrífugas y perturbadoras particularmente fuertes que actúan hoy. Un aspecto distintivo de la comunión eclesial es la lealtad de mente y corazón al magisterio de los obispos, una lealtad que debe ser vivida honesta y claramente testimoniada ante el Pueblo de Dios por todas las personas consagradas, especialmente las que se dedican a la investigación teológica, la enseñanza, la publicación, la catequesis y el uso de los medios de comunicación social. Dado que las personas consagradas ocupan un lugar especial en la Iglesia, su actitud a este respecto es de inmensa importancia para todo el pueblo de Dios" (Papa Juan Pablo II, "Exhortación apostólica sobre la vida consagrada y su misión en la Iglesia y en el mundo", a los obispos y al clero, a las órdenes y congregaciones religiosas, a las sociedades de vida apostólica, a los institutos seculares y a todos los fieles, pronunciada en Roma, en San Pedro, el 25 de marzo de 1996) (Énfasis añadido)

"Parece que el Papa Juan Pablo II preside ahora la Iglesia universal desde su lugar en la cruz de Cristo", dijo el obispo Dunn, que viajó con otros siete prelados a Roma. Tomado de un artículo titulado "El obispo de Auckland dice que el Papa preside desde la cruz" AUCKLAND, Nueva Zelanda, 20 de septiembre de 2004 -Zenit.org (Artículo # ZE04092001)
(¡Nótese también que ahora se utiliza el término "Iglesia Universal"!)


"El Papa es de una dignidad tan grande y tan exaltada que no es un simple hombre, sino como si fuera Dios y el vicario de Dios". -Diccionario eclesiástico Ferraris


"Todos los nombres que en las Escrituras se aplican a Cristo, en virtud de los cuales se establece que está sobre la iglesia, todos los mismos nombres se aplican al Papa". - Sobre la autoridad de los concilios, libro 2, capítulo 17


"El Papa y Dios son lo mismo, por lo que tiene todo el poder en el cielo y en la tierra". Papa Pío V, citado en Barclay, capítulo XXVII, p. 218, "Ciudades Petrus Bertanous".


"...el Papa es como Dios en la tierra, único soberano de los fieles de Cristo, jefe de los reyes, con plenitud de poder". Lucius Ferraris, en "Prompta Bibliotheca Canonica, Juridica, Moralis, Theologica, Ascetica, Polemica, Rubristica, Historica", Volumen V, artículo sobre el "Papa, Artículo II", titulado "Sobre el alcance de la dignidad, autoridad o dominio e infalibilidad papal", #1, 5, 13-15, 18, publicado en Petit-Montrouge (París) por J. P. Migne, edición de 1858.


"El Papa ocupa el lugar de Jesucristo en la tierra... por derecho divino el Papa tiene el poder supremo y pleno en la fe, en la moral sobre todos y cada uno de los pastores y su rebaño. Es el verdadero vicario, la cabeza de toda la iglesia, el padre y maestro de todos los cristianos. Es el gobernante infalible, el fundador de los dogmas, el autor y el juez de los concilios; el gobernante universal de la verdad, el árbitro del mundo, el juez supremo del cielo y de la tierra, el juez de todos, no siendo juzgado por nadie, Dios mismo en la tierra". Citado en el Catecismo de Nueva York.


-Los escritores sobre el Derecho Canónico dicen: "El Papa y Dios son lo mismo, por lo que tiene todo el poder en el cielo y en la tierra" -Barclay Cap. XXVII, p. 218. Ciudades Petrus Bertrandus, Pío V. - El cardenal Cusa apoya su declaración.


El Papa Nicolás I declaró que "el apelativo de Dios había sido confirmado por Constantino sobre el Papa, quien, siendo Dios, no puede ser juzgado por el hombre". - Labb IX Dist.: 96 Can. 7, Satis evidentur, Decret Gratian Primer Para.


"El Papa es de una dignidad tan grande y tan exaltada que no es un simple hombre (...) es como si fuera Dios en la tierra, único soberano de los fieles de Cristo, jefe de los reyes, teniendo plenitud de poder". -Lucius Ferraris, "Prompta Bibliotheca", 1763, Volumen VI, 'Papa II', pp.25-29


"El maestro supremo en la Iglesia es el Romano Pontífice. La unión de las mentes, por lo tanto, requiere (...) una completa sumisión y obediencia de la voluntad a la Iglesia y al Romano Pontífice, como a Dios mismo". -Leo VIII, "Sobre los principales deberes de los cristianos como ciudadanos", Carta Encíclica, 1890

"Dios separa a los que el Romano Pontífice, que ejerce las funciones, no del simple hombre, sino del verdadero Dios (...) disuelve, no por la autoridad humana sino por la divina". -Decretos de Gregorio IX", Libro 1, Capítulo 7.3

"De ahí que el Papa sea coronado con una triple corona, como rey del cielo y de la tierra y de las regiones inferiores (infernorum)". -Lucius Ferraris, "Prompta Bibliotheca", 1763, Volumen VI, 'Papa II', p.26)


"Inocencio III ha escrito "En efecto, no es demasiado decir que, en vista de la sublimidad de sus oficios, los sacerdotes son otros tantos dioses". -La dignidad del sacerdocio por Liguori p, 36


"El Papa no es sólo el representante de Jesucristo, es Jesucristo mismo, oculto bajo el velo de la carne". Catholic National de julio de 1895.


"Ocupamos en esta tierra el lugar de Dios Todopoderoso" ...Carta Encíclica del Papa León XIII del 20 de junio de 1894,


"Porque tú eres el pastor, tú eres el médico, tú eres el director, tú eres el labrador, finalmente tú eres otro Dios en la tierra". "Historia de los Concilios" de Labbe y Cossart. Vol. XIV, col. 109


El título "Señor Dios Papa" se encuentra en una glosa de las Extravagantes del Papa Juan XXII, título 14, capítulo 4,


En una edición de Amberes de las Extravagantes, las palabras "Dominum Deum Nostrum Papam" (Nuestro Señor Dios Papa) se encuentran en la columna 153. En una edición de París, se encuentran en la columna 140.


El derecho canónico católico romano estipula, a través del papa Inocencio III, que el pontífice romano es "el vicegerente en la tierra, no un simple hombre, sino de un Dios muy grande"; y en una glosa del pasaje se explica que esto se debe a que es el vicegerente de Cristo, que es "muy Dios y muy hombre". Decretales Domini Gregorii translatione Episcoporum, (sobre la transferencia de obispos), título 7, capítulo 3; Corpus Juris Canonice (2ª ed. de Leipzig, 1881), col. 99; (París, 1612), tom. 2, Devretales, col. 205


"El papa es el juez supremo de la ley del país... Es el vicegerente (sustituto) de Cristo, que no sólo es Sacerdote para siempre, sino también Rey de reyes y Señor de señores". - La Civilia Cattolica, 18 de marzo de 1871, citado en Leonard Woosely Bacaon, An inside view of the Vatican Council (ed. de la American Tract Society), p.229, n.


La última línea de la bula ad 1302 Unam Sanctam... emitida por el PAPA BONIFACIO VIII dice: declaramos, proclamamos, definimos que es absolutamente necesario para la salvación que toda criatura humana esté sujeta al Pontífice Romano. -UNAM SANCTAM (Promulgado el 18 de noviembre de 1302) (Para una mirada completa a esta cita, vea esto... http://www.fordham.edu/halsall/source/b8-unam.html o esto... http://www.papalencyclicals.net/Bon08/B8unam.htm )


"Cristo confió su cargo al sumo pontífice;... pero todo el poder en el cielo y en la tierra le ha sido dado a Cristo;... por lo tanto el sumo pontífice, que es su vicario, tendrá este poder". Corpus Juris cap. 1 columna 29, traducido de una glosa sobre las palabras Porro Subesse Romano Pontífice


"El papa es el juez supremo de la ley del país... Es el vicerregente de Cristo, y no sólo es sacerdote para siempre, sino también Rey de reyes y Señor de señores"--La Civilta Cattolica, 18 de marzo de 1871.


"Todos los fieles deben creer que la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice [el Papa] poseen la primacía sobre todo el mundo, y que el Romano Pontífice es el sucesor del bendito Pedro, Príncipe de los Apóstoles, y es verdadero vicario de Cristo, y cabeza de toda la Iglesia, y padre y maestro de todos los cristianos; y que se le dio pleno poder en el bendito Pedro para regir, alimentar y gobernar la Iglesia universal por Jesucristo nuestro Señor. "-Primera Constitución Dogmática sobre la Iglesia de Cristo, "Pastor Eterno", publicada en la cuarta sesión del Concilio Vaticano, 1870, cap. 3, en Philip Schaff, Creeds of Christendom. vol. 2, p. 262.
"La autoridad del Papa es ilimitada, incalculable; puede golpear, como dice Inocencio III, dondequiera que esté el pecado; puede castigar a todo el mundo; no permite ninguna apelación y es en sí misma un capricho soberano; pues el Papa lleva, según la expresión de Bonifacio VIII, todos los derechos en el santuario de su pecho. Como ahora se ha convertido en infalible, puede mediante el uso de la pequeña palabra, "orbi", (que significa que se da la vuelta a toda la Iglesia) convertir cada regla, cada doctrina, cada exigencia, en un artículo de Fe cierto e incontestable. Ningún derecho puede oponerse a él, ninguna libertad personal o corporativa; o como dicen los canonistas [católicos romanos]: "El tribunal de Dios y el del Papa es uno y el mismo". -Ignaz von Dollinger, "Carta dirigida al arzobispo de Munich" 1871; citado en MacDougall, The Acton Newman Relations (Fordham University Press) pp. 119,120.

"El Salvador mismo es la puerta del redil: 'Yo soy la puerta de las ovejas'. En este redil de Jesucristo, ningún hombre puede entrar si no es conducido por el Soberano Pontífice; y sólo si están unidos a él, los hombres pueden salvarse, pues el Romano Pontífice es el Vicario de Cristo y su representante personal en la tierra". (Papa Juan XXIII en su homilía a los obispos y fieles asistentes a su coronación el 4 de noviembre de 1958).


"Esta es nuestra última lección para ustedes: recíbanla, grábenla en sus mentes, todos ustedes: por mandamiento de Dios la salvación no se encuentra en ningún otro lugar que en la Iglesia; el instrumento fuerte y eficaz de la salvación no es otro que el Pontificado Romano". (Papa León XIII, Alocución para el 25º aniversario de su elección, 20 de febrero de 1903; Enseñanzas Papales: La Iglesia, Monjes benedictinos de Solesmes, Ediciones San Pablo, Boston, 1962, par. 653).


"Además, en esta única Iglesia de Cristo no puede estar ni permanecer ningún hombre que no acepte, reconozca y obedezca la autoridad y la supremacía de Pedro y de sus legítimos sucesores". (Papa Pío XI, Encíclica, Mortalium animos, 6 de enero de 1928, The Papal Encyclicals, Claudia Carlen, I.H.M., McGrath Publishing Co., 1981, pp. 317, 318).


"Definimos que la Santa Sede Apostólica (el Vaticano) y el Romano Pontífice tienen la primacía sobre todo el mundo" -Decreto del Concilio de Trento, citado en Philippe Labbe y Gabriel Cossart, "Los santísimos concilios", col. 1167.


"¡De qué sublime dignidad es el oficio del sacerdote cristiano que tiene el privilegio de actuar como embajador y vicerregente de Cristo en la tierra! Él continúa el ministerio esencial de Cristo; enseña a los fieles con la autoridad de Cristo, perdona al pecador penitente con el poder de Cristo, ofrece de nuevo el mismo sacrificio de adoración y expiación que Cristo ofreció en el Calvario. No es de extrañar que el nombre que los escritores espirituales suelen aplicar al sacerdote sea el de "alter Christus". Porque el sacerdote es y debe ser otro Cristo" (La fe de los millones, John O'Brien, Ph.D., LL.D., 268-269, "nihil obstat" del Rev. T. E. Dillon-Censor Librorum e "imprimatur" de John Francis Noll, D.D. -Obispo de Fort Wayne).


"Pero en cuanto a usted y sus compañeros, ciertamente pecan, si, habiendo escuchado los decretos de la Sede Apostólica, y de la Iglesia universal, y lo mismo es confirmado por la Sagrada Escritura, se niegan a seguirlos; porque, aunque sus padres fueran santos, ¿piensan que su pequeño número, en un rincón de la isla más remota, debe ser preferido antes que la Iglesia universal de Cristo en todo el mundo? Y si ese Columba vuestro (y, puedo decir, también el nuestro, si era siervo de Cristo), era un hombre santo y poderoso en milagros, ¿podría ser preferido antes que el más bendito príncipe de los Apóstoles a quien Nuestro Señor dijo 'Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella, y a ti te daré las llaves del reino de los cielos'?" Cuando Wilfrid hubo hablado así, el rey dijo: "¿Es cierto, Colman, que estas palabras fueron pronunciadas a Pedro por Nuestro Señor?" Él respondió: "¡Es cierto, oh rey!" Entonces dijo: "¿Puedes mostrar algún poder semejante otorgado a tu Columba?" Colman respondió: "Ninguno". Entonces añadió el rey: "¿Estáis ambos de acuerdo en que estas palabras fueron dirigidas principalmente a Pedro, y que las llaves del cielo le fueron dadas por Nuestro Señor?" Ambos respondieron. "Estamos de acuerdo". Entonces el rey concluyó: "Y también os digo que él es el guardián de la puerta, a quien no voy a contradecir, sino que, en la medida en que sé y puedo, obedeceré en todo sus decretos, no sea que, cuando llegue a las puertas del reino de los cielos, no haya nadie que las abra, siendo mi adversario el que ha demostrado tener las llaves." (San Bede, Historia eclesiástica de la nación inglesa, citado en Readings from Church History, Volume I, editado por el padre Colman Barry, O.S.B., The Newman Press, Westminster, MD, 1966, p. 273.)


Citas que declaran al Papa infalible


"Si un Papa infalible puede abdicar por edad o mala salud, ¿por qué no por escándalo o mala gestión? ¿Por qué no por un golpe de palacio o una revuelta popular? A algunos conservadores no les gustó. El cardenal Stanislaw Dziwisz, que fue secretario privado del difunto Papa Juan Pablo II, señaló que el predecesor de Benedicto permaneció en su puesto a pesar de los grandes sufrimientos físicos. "Uno no se baja de la cruz", dijo Dziwisz". -TheStar.com Lunes 18 de febrero de 2013


"El Romano Pontífice, cabeza del colegio de obispos, goza de esta infalibilidad en virtud de su cargo, cuando, como Pastor Supremo y maestro de todos los fieles -que confirma a sus hermanos en la fe- proclama mediante un acto definitivo una doctrina relativa a la fe o a la moral.... La infalibilidad prometida a la Iglesia está también presente en el cuerpo de obispos cuando, junto con el sucesor de Pedro, 'ejercen el Magisterio supremo', sobre todo en un Concilio Ecuménico. Cuando la Iglesia, a través de su Magisterio supremo, propone una doctrina 'para ser creída como divinamente revelada' y como enseñanza de Cristo, las definiciones 'deben ser acatadas con la obediencia de la fe'. Esta infalibilidad se extiende hasta el propio depósito de la revelación divina". Catecismo de la Iglesia Católica, nº 891, edición de 1994.


"El Papa ocupa el lugar de Jesucristo en la tierra... por derecho divino el Papa tiene el poder supremo y pleno en la fe, en la moral sobre todos y cada uno de los pastores y su rebaño. Es el verdadero vicario, la cabeza de toda la iglesia, el padre y maestro de todos los cristianos. Es el gobernante infalible, el fundador de los dogmas, el autor y el juez de los concilios; el gobernante universal de la verdad, el árbitro del mundo, el juez supremo del cielo y de la tierra, el juez de todos, no siendo juzgado por nadie, Dios mismo en la tierra". Citado en el Catecismo de Nueva York.


"La autoridad del Papa es ilimitada, incalculable; puede golpear, como dice Inocencio III, dondequiera que esté el pecado; puede castigar a todo el mundo; no permite ninguna apelación y es en sí mismo el Capricho Soberano; pues el Papa lleva, según la expresión de Bonifacio VIII, todos los derechos en el Santuario de su pecho. Como ahora se ha convertido en infalible, puede mediante el uso de la pequeña palabra, "orbi", (que significa que se da la vuelta a toda la Iglesia) convertir cada regla, cada doctrina, cada exigencia, en un artículo de Fe cierto e incontestable. Ningún derecho puede oponerse a él, ninguna libertad personal o corporativa; o como dicen los canonistas [católicos romanos]: "El tribunal de Dios y el del Papa es uno y el mismo". -Ignaz von Dollinger, "Carta dirigida al arzobispo de Munich" 1871; citado en MacDougall, The Acton Newman Relations (Fordham University Press) pp. 119,120.


Títulos del Papa que confirman que es el Anticristo.


2 Tesalonicenses 2:4 dice: "Que se opone y se exalta a sí mismo por encima de todo lo que se llama Dios o se adora, de modo que, como Dios, se sienta en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios".


"La más divina de todas las cabezas".
"Santo Padre de los Padres".
"Pontífice Supremo sobre los Prelados".
"Supervisor de la Religión Cristiana".
"Pastor de Pastores".
"Cristo por la Unción".
"Abraham por Patriarca".
"Melquisedec en Orden".
"Moisés en la Autoridad".
"Samuel en la Oficina Judicial".
"Sumo Sacerdote, Obispo Supremo".
"Heredero de los Apóstoles; Pedro en el Poder".
"Portador de la llave del Reino de los Cielos".
"Pontífice designado con plenitud de poder".
"Vicario de Cristo".
"Vicario del Hijo de Dios".
"Sacerdote Soberano".
"Jefe de todas las Santas Iglesias".
"Jefe de la Iglesia Universal".
"Obispo de los Obispos".
"Gobernante de la Casa del Señor".
"Señor Apostólico y Padre de Padres".
"Pastor principal y maestro".
"Médico de Almas".
"Roca contra la que no prevalecen las orgullosas puertas del infierno".
"Papa infalible".
"Jefe de todos los Santos Sacerdotes de Dios"
"Principal constructor de puentes"


Alguna información adicional sobre "algunos" de los nombres:


Pontifix Maximus es un título papal que significa en latín "principal hacedor de puentes" entre la tierra y el cielo. Sin embargo, Jesucristo es el único que puede reclamar este título porque "nadie viene al Padre, sino por mí". Juan 14:6. Este era un título de los césares romanos y de los emperadores romanos del paganismo.
Santo Padre es un título que el Papa reclama para sí mismo. Sin embargo, este título sólo aparece una vez en la Biblia, y se utiliza cuando Jesús se dirige a su Padre Celestial en Juan 17:11 en su gran oración antes de su traición, arresto y crucifixión.
Padre es un título que todo sacerdote católico romano reclama para sí y espera ser llamado. Jesús advierte en Mateo 23:9 "No llaméis a nadie vuestro padre en la tierra, porque uno es vuestro padre que está en el cielo". El sacerdote católico no es considerado en las Escrituras como el padre espiritual de nadie.
Monseñor Esto significa "mi Señor", y esto es claramente un título que sólo pertenece a Dios, el Señor Jesucristo.
Reverendo es un título de muchos sacerdotes católicos romanos y ministros protestantes. También es un título para Dios en Salmos 111:9 "Santo y Reverendo es su nombre". Es una blasfemia que cualquier hombre tome para sí un título de Dios.
"Madre de Dios" - Título dado a María que denota blasfemia, ya que desvía la adoración a María. María fue la madre de la humanidad de Jesucristo, pero no la madre de la divinidad de Jesucristo.


Los Papas y Sacerdotes declaran que pueden perdonar los pecados de los hombres


"Si el Redentor descendiera a una iglesia y se sentara en un confesionario para administrar el sacramento de la penitencia, y un sacerdote se sentara en un confesionario, Jesús diría sobre cada penitente, 'ego te absolvo', el sacerdote diría igualmente sobre cada uno de sus penitentes, 'ego te absolvo', y los penitentes de cada uno serían igualmente absueltos". Ibid, pg 34.


"El sacerdote no sólo declara que el pecador está perdonado, sino que realmente lo perdona... tan grande es el poder del sacerdote, que los juicios del mismo cielo están sujetos a su decisión". El sacerdote católico, por Michael Meuller, Kreuzer Bros., 1876.


"No vaya a Dios para el perdón de los pecados, venga a mí". -Papa Juan Pablo II, LA Times, 12-12-1984


"Y Dios mismo está obligado a acatar el juicio de su sacerdote y a no perdonar o a perdonar, según se nieguen a dar la absolución, siempre que el penitente sea capaz de hacerlo". -Liguori, "Deberes y Dignidades del Sacerdote", p.27
"Esta autoridad judicial incluirá incluso el poder de perdonar el pecado". [La Enciclopedia Católica Vol xii, artículo 'Papa' pg 265]


"El pobre pecador se arrodilla a los pies de su confesor. Sabe que no está hablando con un hombre común sino con 'OTRO CRISTO', escucha las palabras: 'Yo absuelvo tus pecados...' y la HORROROSA CARGA DE PECADOS CAE DE SU ALMA PARA SIEMPRE". -William Doyle "¿Seré sacerdote?" pp 14, 15


El Vaticano declara su odio asesino hacia los creyentes de la Biblia
Por lo tanto, el Papa ordenó que "esa maliciosa y abominable secta de malignos", si "se niegan a abjurar, sean aplastados como serpientes venenosas" -Wylie, b. 16, cap. 1.


"absolvió de todas las penas y castigos eclesiásticos, generales y particulares; liberó a todos los que se unieron a la cruzada de cualquier juramento que hubieran prestado; legitimó su título sobre cualquier propiedad que hubieran adquirido ilegalmente; y prometió la remisión de todos sus pecados a quienes mataran a cualquier hereje. Anulaba todos los contratos hechos a favor de los vaudois, ordenaba a sus domésticos que los abandonaran, prohibía a todas las personas prestarles cualquier tipo de ayuda y facultaba a todas las personas a tomar posesión de sus propiedades" --Wylie, b. 16, cap. 1.


"El 24 de agosto de 1527, los católicos romanos de Francia, mediante un plan preestablecido, bajo la influencia de los jesuitas, asesinaron a 70.000 protestantes en el espacio de dos meses. El Papa se regocijó cuando escuchó la noticia del exitoso resultado" -Western Watchman, 21 de noviembre de 1912 (católico)


"No hubo pueblo de los valles vaudois que no tuviera sus mártires. Los valdenses fueron quemados; fueron arrojados a mazmorras húmedas y horribles; fueron asfixiados en multitudes en las cavernas de las montañas, madres y bebés, y ancianos y mujeres juntos; fueron enviados al exilio en la noche de invierno, sin ropa y sin comida, para escalar las montañas nevadas; fueron arrojados por las rocas; se les quitaron sus casas y tierras; sus hijos fueron robados para ser adoctrinados con la religión que aborrecían. Se enviaron individuos rapaces entre ellos para despojarlos de sus propiedades, para perseguirlos y exterminarlos. Miles de herejes" o valdenses, "ancianos, mujeres y niños, fueron colgados, descuartizados, quebrados en la rueda o quemados vivos y sus propiedades confiscadas en beneficio del rey y de la Santa Sede" -Thompson - El papado y el poder civil


"El mayor de todos los concilios ecuménicos celebrados en Occidente antes de Trento había sido el Cuarto Concilio de Letrán de Inocencio III (1215). En el tercer canon de ese Concilio se promulgó que los obispos debían indagar al menos una vez al año en cada parroquia, con el poder, si era necesario, de obligar a toda la comunidad bajo juramento a nombrar a cualquier hereje que conocieran. Un ayudante o encubridor de un hereje es él mismo excomulgado ipso facto; si es descubierto y excomulgado públicamente, incurre en la muerte civil, y los que se comunican con tales encubridores serán ellos mismos excomulgados. En cuanto a los propios herejes, deben ser "exterminados", y cualquier príncipe que se descuide de exterminarlos será depuesto por el Papa, que liberará a sus súbditos de su lealtad. Incluso, si hubiéramos dudado de lo que significa 'exterminio' en sus implicaciones finales, la palabra es claramente glosada por Santo Tomás de Aquino (Summa 2-2, xi, 3) 'eliminar del mundo por la muerte'". -Dr. G. G. Coulton - ENSAYOS ANGLICOS:


"La experiencia enseña que no hay otro remedio para el mal, sino dar muerte a los herejes (protestantes); pues la iglesia (romana) procedió gradualmente y probó todos los remedios: al principio se limitó a excomulgarlos; después añadió una multa; luego los desterró; y finalmente se vio obligada a darles muerte." -Cardenal Belarmino famoso campeón del romanismo citado por Schumucker p. 76


La Palabra dice... "Os expulsarán de las sinagogas; sí, llega el momento en que quien os mate pensará que hace un servicio a Dios. Y estas cosas os harán, porque no han conocido al Padre ni a mí". Juan 16:2-3
El 12 de marzo de 2000, el Papa Juan Pablo II ADMITIÓ que la Iglesia Católica Romana MATÓ a los creyentes y que NO conoce al Padre ni a Jesús. Negar eso, es negar las mismas palabras de Jesucristo. Vea la prueba aquí... -¿El Papa y el perdón?


"Que la Iglesia de Roma ha derramado más sangre inocente que cualquier otra institución que haya existido entre la humanidad, no será cuestionado por ningún protestante que tenga un conocimiento competente de la historia... Es imposible formarse una idea completa de la multitud de sus víctimas, y es bastante seguro que ningún poder de imaginación puede darse cuenta adecuadamente de sus sufrimientos" --W. E. H. Lecky, Historia del surgimiento e influencia del espíritu del racionalismo en Europa, vol. 2, p. 32, edición de 1910. (En La Enciclopedia Católica, vol. 12, p. 266, se encuentra un excelente aunque extenso artículo que describe en detalle el derecho de la Iglesia Católica Romana a hacer esto).


"Por profesar una fe contraria a las enseñanzas de la Iglesia de Roma, la historia registra el martirio de más de cien millones de personas. Un millón de valdenses y albigenses [protestantes suizos y franceses] perecieron durante una cruzada proclamada por el papa Inocencio III en 1208. Desde el establecimiento de los jesuitas en 1540 hasta 1580, novecientos mil fueron destruidos. Ciento cincuenta mil perecieron por la Inquisición en treinta años. En el espacio de treinta y ocho años después del edicto de Carlos V contra los protestantes, cincuenta mil personas fueron ahorcadas, decapitadas o quemadas vivas por herejía. Dieciocho mil más perecieron durante la administración del duque de Alva en cinco años y medio" -Breves lecturas bíblicas, p. 16.
[El 24 de agosto de 1572, los católicos romanos de Francia, mediante un plan preestablecido, bajo la influencia de los jesuitas, asesinaron a 70.000 protestantes en el espacio de dos meses. El Papa se regocijó cuando escuchó la noticia del exitoso resultado. (Lea el capítulo 15 de El Conflicto de los Siglos para conocer los detalles.) [Si no tiene una copia, escríbanos y le enviaremos una] "Los católicos dicen que sólo fueron asesinados 30.000. Los protestantes sitúan la cifra en 70.000. Nosotros preferimos esta última cifra. Si había 70.000 hugonotes [protestantes franceses] en París la noche de la masacre, tanto más se justifica la matanza. . . Hemos oído sonar muchas veces las mismas campanas que convocaron a los católicos en aquella noche fatal. Siempre sonaron dulcemente en nuestros oídos"--Western Watchman, 21 de noviembre de 1912 [católico romano].


"Ustedes preguntan si él (el católico romano) fuera el señor de la tierra, y ustedes estuvieran en minoría, si no en número sí en poder, ¿qué les haría? Eso, decimos, dependería totalmente de las circunstancias. Si beneficiara a la causa del catolicismo, os toleraría: Si fuera conveniente, os encarcelaría, os desterraría, os multaría; posiblemente, incluso os colgaría. Pero tenga la seguridad de una cosa: nunca le toleraría en aras de "los gloriosos principios de la libertad civil y religiosa"... El catolicismo es el más intolerante de los credos. Es la intolerancia en sí misma, porque es la verdad en sí misma."--"Libertad civil y religiosa", en The Rambler, 8, septiembre de 1851, pp. 174, 178. [The Rambler fue una revista católica romana inglesa publicada desde 1848 hasta 1862].
"Desde el nacimiento del papismo hasta el presente, se estima por historiadores cuidadosos y creíbles, que más de cincuenta millones de la familia humana, han sido masacrados por el crimen de la herejía por los perseguidores papistas, un promedio de más de 40.000 asesinatos religiosos por cada año de la existencia del papismo hasta el presente. Por supuesto, el número promedio de víctimas anuales fue mucho mayor durante aquellas épocas sombrías en las que el papado estaba en su gloria y reinaba como déspota del mundo; y ha sido mucho menor desde que el poder de los papas ha disminuido para tiranizar a las naciones y obligar a los príncipes de la tierra, mediante los terrores de la excomunión, la interdicción y la deposición, a masacrar a sus súbditos heréticos" --John Dowling, La historia del romanismo, pp. 541-542.

" 'La iglesia', dice [Martín] Lutero, 'nunca ha quemado a un hereje' . . Respondo que este argumento no demuestra la opinión, sino la ignorancia o la insolencia de Lutero. Dado que un número casi infinito de ellos fueron quemados o asesinados de otra manera, Lutero o bien no lo sabía, y por lo tanto era ignorante, o bien, si no era ignorante, está condenado por insolencia y falsedad, ya que el hecho de que los herejes fueron quemados a menudo por la [Iglesia Católica puede probarse a partir de muchos ejemplos" -Robert Bellarmine, Disputationes de Controversiis, Tom. II, Lib. III, cap. XXII, edición de 1628 [Bellarmine es uno de los profesores jesuitas más respetados en la historia de la Universidad Gregoriana de Roma, la mayor escuela de formación jesuita del mundo].

"Hay muchos casos incuestionables de protestantes castigados como herejes en casi todas las tierras donde los católicos romanos han tenido poder, hasta la Revolución Francesa [hasta 1798]" -G. G. Coulton, The Death-Penalty for Heresy (La pena de muerte por herejía), Estudios Medievales, nº 18, edición de 1924, págs. 62 [El autor era un conocido miembro de la Academia Francesa y un entusiasta defensor del catolicismo].


"La Iglesia católica ha perseguido... cuando crea que es bueno usar la fuerza física la usará... ¿Dará la Iglesia católica lazos para no perseguir?... La Iglesia Católica no da fianzas por su buen comportamiento". -Western Watchman, 24 de diciembre de 1908


"La iglesia puede, por derecho divino, confiscar la propiedad de los herejes, encarcelar su persona y condenarlos a las llamas. En nuestra época, el derecho de infligir las penas más severas, incluso la muerte, pertenece a la iglesia. No hay ofensa más grave que la herejía, por lo tanto debe ser desarraigada". - Public Eccliastical, Vol. 2, p.142.


El Sr. Raywood Frazier, en el folleto "Palabras y acciones católicas", presenta pruebas documentales de la intensa persecución de protestantes y no católicos en Colombia, Sudamérica, entre 1949 y 1953. La Iglesia católica contó con el apoyo del gobierno colombiano en la destrucción de muchas iglesias y en la liquidación de más de 1.000 casos documentados, algunos de los cuales fueron fusilados, ahogados o castrados. Dice que hay pruebas de más de 60.000 asesinados. El Papa Pío XII concedió al presidente de Colombia uno de los más altos galardones que otorga la Iglesia, y elogió a Colombia por su ejemplo de fe católica". (Pp. 59,60)


La defensa de los católicos romanos a esta presentación es la siguiente: "Los comunistas destruyen las iglesias porque son enemigos de Dios; los católicos destruyen las iglesias porque son amigos de Dios... Contra tales iglesias fundadas por hombres... Los católicos de América Latina deben levantarse y aniquilarlas con fuego". -John J. Oberlander, en La Voz de la Libertad, 1954, p. 20.


El rector del Instituto Católico de París, H.M.A. Baudrillart, reveló la actitud de la Iglesia y de sus dirigentes ante la persecución. "Cuando se enfrenta a la herejía", dijo, "no se contenta con la persuasión, los argumentos de orden intelectual y moral le parecen insuficientes, y recurre a la fuerza, al castigo corporal, a la tortura". La Iglesia Católica, el Renacimiento y el Protestantismo, pp. 182-183


La siguiente colección de citas se cita de The American Textbook of Popery, que a su vez cita del Directorio para los Inquisidores (los números de página indicados corresponden al Directorio)--.


"Es un hereje quien no cree en lo que la Jerarquía Romana enseña. -Un hereje merece las penas del fuego. --Por el Evangelio, los cánones, la ley civil y la costumbre, los herejes deben ser quemados."--148, 169


"Se condenan todas las sectas de herejes y se designan varios castigos para ellos y sus cómplices". --Papa Alejandro IV, --p. 135


"Los estatutos que impiden la ejecución de los deberes que corresponden al oficio de Inquisidores son nulos y sin valor". --Papa Urbano IV, p. 106


"Quienes entierren a personas sabiendo que están excomulgadas, o a sus receptores, defensores o favorecedores, no serán absueltos a menos que desentierren el cadáver; y el lugar será privado de las inmunidades habituales de sepultura." -Papa Alejandro IV, p. 104


"Se niega toda defensa a los herejes". p. 153


"Por la sola sospecha de herejía, se exige la purgación". --p. 156


"Los herejes son condenados por derecho". --p. 157


"El que está fuera de la iglesia no puede reconciliarse ni salvarse". --p. 144


Por cierto... La BIBLIA dice... Lucas 3:14, "..., No hagáis violencia a nadie"


Los sacerdotes católicos reclaman poder sobre Dios mismo


"...encontramos en obediencia a las palabras de sus sacerdotes - Hoc est Corpus Meum - que Dios mismo desciende sobre el altar, que viene siempre que lo llaman; y tantas veces como lo llaman, y se pone en sus manos, aunque sean sus enemigos. Y después de haber venido, permanece, enteramente a su disposición; lo mueven como quieren, de un lugar a otro; pueden, si lo desean, encerrarlo en el tabernáculo, exponerlo en el altar, o llevarlo fuera de la iglesia; pueden, si lo desean, comer su carne, y darlo como alimento a otros. ;¡Oh, qué grande es su poder! -La Dignidad del Sacerdocio por Liguori p. 26,27


"...el poder del sacerdote es el poder de la persona divina; pues la transubstanciación del pan requiere tanto poder como la creación del mundo. ...así el sacerdote puede ser llamado el creador del Creador..." -La dignidad del sacerdocio de Liguori, p. 33


"...el sacerdocio es la más sublime de todas las dignidades creadas:...una dignidad infinita...un milagro asombroso, grande, inmenso e infinito...exaltado...por encima de todas las alturas celestiales..." -La dignidad del sacerdocio, por Liguori


"A la palabra de un sacerdote, ese pequeño trozo de pan se convierte en el cuerpo de Cristo... Entonces nos da este pan, para que también nosotros vivamos y nos hagamos santos..." "...el culto eucarístico [es decir, la galleta] es el centro y la meta de toda la vida sacramental". "El fomento y la profundización de la adoración eucarística [cracker] son pruebas de esa auténtica renovación... Jesús nos espera en este sacramento del amor..." "La adoración de Cristo en este sacramento de amor debe expresarse también en diversas formas de devoción eucarística [cracker]: oración personal ante el Santísimo Sacramento [el cracker], horas de adoración, períodos de exposición -cortos, prolongados y anuales (Cuarenta Horas)-, bendición eucarística [cracker], procesiones eucarísticas [cracker], Congresos eucarísticos [cracker]." --Karol Wojtyla, también conocido como el papa Juan Pablo II DOMINICAE CENAE SOBRE EL MISTERIO Y EL CULTO DE LA EUCARISTÍA 24 de febrero de 1980


"Les expliqué que quería darles hermanas [al gobierno de Yemen], pero el problema era que, sin un sacerdote, sin que Jesús fuera con ellas, nuestras hermanas no podían ir a ninguna parte... Me impactó tanto el pensamiento de que SÓLO cuando el sacerdote está allí podemos tener el altar y nuestro tabernáculo y NUESTRO JESÚS. Sólo el sacerdote puede PONER a Jesús allí para nosotros... Jesús quiere ir allí, pero no podemos llevarlo a menos que primero nos lo dé". -Madre Teresa


"Ustedes [los sacerdotes] son llamados 'otro Cristo'. " -MADRE TERESA

"Todos los nombres que se atribuyen a Cristo en las Escrituras, implicando su supremacía sobre la iglesia, se atribuyen también al Papa". Bellamin, "Sobre la autoridad de los concilios", libro 2, capítulo 17.


Los sacerdotes tienen MÁS PODER que Dios mismo


" Poder de Consagración: El poder supremo del oficio sacerdotal es el poder de consagrar. 'Ningún acto es más grande', dice Santo Tomás, 'que la consagración del cuerpo de Cristo'. En esta fase esencial del ministerio sagrado, el poder del sacerdote no es superado por el del obispo, el arzobispo, el cardenal o el papa. De hecho, es igual al de Jesucristo. Porque en esta función el sacerdote habla con la voz y la autoridad de Dios mismo. Cuando el sacerdote pronuncia las tremendas obras de la Consagración, se eleva a los cielos, hace descender a Cristo de su trono y lo coloca sobre nuestro altar para ser ofrecido de nuevo como víctima por los pecados del hombre.


"Es un poder mayor que el de los monarcas y emperadores: es mayor que el de los santos y los ángeles, mayor que el de los Serafines y Querubines. De hecho, es mayor incluso que el poder de la Virgen María. Porque, mientras que la Santísima Virgen fue la agencia humana por la que Cristo se encarnó una sola vez, el sacerdote hace descender a Cristo del cielo y lo hace presente en nuestro altar como Víctima eterna por los pecados del hombre, no una sino mil veces. El sacerdote habla y ¡he aquí! Cristo, el Dios Eterno y Omnipotente, inclina su cabeza en humilde obediencia a la orden del sacerdote.


"¡De qué sublime dignidad es el oficio del sacerdote cristiano que tiene así el privilegio de actuar como embajador y vicegerente de Cristo en la tierra! Continúa el ministerio esencial de Cristo; enseña a los fieles con la autoridad de Cristo, perdona al pecador penitente con el poder de Cristo, ofrece de nuevo el mismo sacrificio de adoración y expiación que Cristo ofreció en el Calvario. No es de extrañar que el nombre que los escritores espirituales suelen aplicar al sacerdote sea el de "alter Christus". Porque el sacerdote es y debe ser otro Cristo" (La fe de los millones, John O'Brien, Ph.D., LL.D., 268-269, "nihil obstat" del Rev. T. E. Dillon-Censor Librorum e "imprimatur" de John Francis Noll, D.D. -Obispo de Fort Wayne).


"El sacerdote dice: Hoc est corpus meum, tiene que decirlo para la validez de la consagración. ¡Meum! Pero no es él quien dice estas palabras; su voz ciertamente la oímos, pero él es sólo el instrumento del Sacerdote Soberano: nuestro Señor habla a través de su ministro. La gloria de este ministro consiste precisamente en desaparecer, en dejar que Jesús actúe a través de su personalidad: Sacerdos alter Christus.Este Cristo que ahora se ofrece a Dios por las manos del sacerdote es el mismo Cristo que está en el cielo. La misma felicidad, el mismo poder, la misma majestad. Está realizando los mismos actos, ofreciendo las mismas adoraciones, las mismas acciones de gracias, las mismas oraciones. Él, objeto de la beatitud de los elegidos, está ahora en manos del sacerdote: Agnoscite quod agitis. Pero si realmente el sacerdote hace que nuestro Señor esté presente en el altar, si lo ofrece, mientras Jesús está ahora en el cielo, ¿no tenemos que concluir que es del mismo seno del Padre que el sacerdote saca esta Víctima divina? Agnoscite quod agitis". (Nuestro Sacerdocio, Rev.Joseph Bruneau, S.D.D., 149-151, "nihil obstat" por M.F. Dinneen, S.S.,D.D. -Censor deputatus, "imprimatur" por James Cardenal Gibbons -Arzobispo de Baltimore, "Re-Imprimatur" por Michael J. Curley -Arzobispo de Baltimore).


"La Consagración y la Transubstanciación": La última vez que lo dejamos, reflexionamos sobre nuestra participación en la "Comunión de los Santos" en la misa. Todos los que creen en Cristo como Salvador y Señor están unidos a Él y entre sí. Rezamos para que nuestra unidad sea completa. Cristo retiene para sí a sus fieles en este mundo (la Iglesia militante). Sostiene para sí a las almas del purgatorio (La Iglesia sufriente) y sostiene más estrecha e íntimamente a las que ya están en el cielo (La Iglesia triunfante). A medida que nos acercamos al momento en que el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo (lo que se llama la Consagración) se realiza la Comunión de los Santos. Donde Cristo está presente, están sus santos en la gloria, las almas santas del purgatorio y todos nosotros que luchamos en este mundo. Como he dicho antes, la misa trasciende el espacio y el tiempo. Peri Lamy, un sacerdote y vidente francés que vivió hasta los años 30, tenía conversaciones no sólo con el Señor y la Señora, sino también con santos y ángeles durante la misa. Lo que estaba abierto a sus ojos visiblemente está abierto a nuestros ojos en la fe". Por el reverendo Richard M. Miles, http://www.miraclerosarymission.org/mi94oct.htm


El Vaticano declara su poder sobre todos los gobiernos


"Dentro de veinte años este país va a gobernar el mundo. Los reyes y los emperadores desaparecerán pronto y la democracia de los Estados Unidos ocupará su lugar.Cuando los Estados Unidos gobiernen el mundo, la Iglesia Católica gobernará el mundo.Nada podrá oponerse a la Iglesia. Me gustaría ver a los políticos que intentaran gobernar contra la Iglesia en Chicago. Su reinado sería realmente corto" - Arzobispo católico romano James E. Quigley (15 de octubre de 1854 - 10 de julio de 1915). Chicago Daily Tribune, 5 de mayo de 1903.


"Si las libertades del pueblo estadounidense son destruidas alguna vez, caerán por la mano del clero del culto católico romano". -General Lafayette bajo el mando del presidente George Washington


"El lema de los católicos romanos es "nosotros solos" para los compañeros católicos romanos. Debemos derrotar a todos los herejes (no católicos) en las urnas. El santo padre afirma que las tácticas negativas son fatales. Las exigencias del santo padre (el papa) son que los servicios públicos sean pronto 100% católicos romanos. Hay que tener cuidado de que no se levante ninguna sospecha cuando los católicos romanos reciban secretamente más puestos de trabajo en el gobierno que los protestantes, los judíos y otros herejes." -Arzobispo Gilroy


"Dentro de poco habrá una religión estatal en este país, y esa religión estatal será la católica romana".


1. El católico romano ha de ejercer su voto con el propósito de asegurar el predominio católico en este país.


2º. Toda la legislación debe regirse por la voluntad de Dios, indicada infaliblemente por el Papa.


3º. La educación debe ser controlada por las autoridades católicas, y bajo la educación se incluyen las opiniones del individuo y las expresiones de la prensa, y muchas opiniones deben ser prohibidas por el brazo secular, bajo la autoridad de la Iglesia, incluso hasta la guerra y el derramamiento de sangre". (Padre Hecker, Mundo Católico, julio de 1870.)


"Sin duda, la intención del Papa es poseer este país. En esta intención le ayudan los jesuitas y todos los prelados y sacerdotes católicos". (Brownson's Review, mayo de 1864)


"SI LAS LIBERTADES DEL PUEBLO AMERICANO SON DESTRUIDAS ALGUNA VEZ, caerán a manos de la CLERERÍA CATÓLICA". (Lafayette.)


"Vea, señor, desde esta Cámara, gobierno, no sólo a París, sino a China; no sólo a China, sino a todo el mundo, sin que nadie sepa cómo lo hago". -Tamburini, 14º general de los jesuitas.


"Hay que restablecer la armonía entre las diferentes clases sociales; la paz debe reinar en la tierra. Esta es la tarea que me propongo llevar a cabo para vosotros; este es el deber que prometo cumplir para que todos vuelvan a estar sometidos al dominio de Dios, de Jesucristo y de su Vicario en la tierra." - San Pío X, La nueva vida italiana del santo, por el padre Hieronymo Dal-Gal, traducido y adaptado por el reverendo Thomas F. Murray, M.A., cuarta impresión revisada, publicado por M. H. Gill and Son Ltd., 50 Upper O'Connell Street, 1954, pág. 104.


Película de la coronación de Pío XII con audio.Ver http://www.almocollegiocapranica.it/pioxii.html (La coronación comienza a las 18:46 de la película. Estas son las palabras reales pronunciadas:) Accipe thiaram tribus coronis ornatam, et scias te esse Patrem Principum et Regum, Rectorem Orbis, in terra Vicarium Salvatoris Nostri, cui est honor et gloria in sæcula soculorum. TRADUCIDO ...Recibe la tiara adornada con tres coronas y sabe que eres Padre de Príncipes y Reyes, Rector del Mundo, Vicario de Nuestro Salvador en la tierra, a él sea el honor y la gloria por los siglos de los siglos. (Para más información sobre esto, pulse aquí)


Hablando de la época, alrededor del año 500 d.C., cuando el Imperio Romano se desmoronaba en pedazos:] "No, la Iglesia [Católica] no descenderá a la tumba. Sobrevivirá al Imperio . . . Al final surgirá un segundo imperio, y de este imperio el Papa será el amo -más aún, será el amo de Europa. Dictará sus órdenes a los reyes que las obedecerán"-Andrea Lagarde, La Iglesia latina en la Edad Media, 1915, p. vi.


"Temed, pues, nuestra ira y los truenos de nuestra venganza; porque Jesucristo nos ha nombrado [a los papas] con su propia boca jueces absolutos de todos los hombres, y los propios reyes están sometidos a nuestra autoridad". Papa Nicolás I (858-867 d.C.)


"El oficio del papado es pisotear a los reyes y emperadores". J.H. Ignaz Dollinger, en El Papa y el Concilio, (Londres), página 35


"[Es un error creer que] La Iglesia debe estar separada del Estado, y el Estado de la Iglesia". Papa Pío IX, El Syllabus (de los errores), publicado en 1864, Sección VI, Errores sobre la sociedad civil, considerada tanto en sí misma como en su relación con la Iglesia, #55.


"[Es un error creer que] los reyes y los príncipes no sólo están exentos de la jurisdicción de la Iglesia, sino que son superiores a la Iglesia para decidir cuestiones de jurisdicción". Papa Pío IX, El Syllabus (de los errores), publicado en 1864, Sección VI, Errores sobre la sociedad civil, considerada tanto en sí misma como en su relación con la Iglesia, #54.


"[Es un error creer que] En el caso de leyes conflictivas promulgadas por los dos poderes (el eclesiástico y el civil), la ley civil prevalece". Papa Pío IX, El Syllabus (de los errores), emitido en 1864, Sección VI, Errores sobre la sociedad civil, considerada tanto en sí misma como en su relación con la Iglesia, # 42.


"La democracia es un sueño travieso donde no predomina la Iglesia católica". -Revista de Brownson.


"Hay una, y sólo una, democracia segura, el catolicismo de los Papas" -El Mundo Católico, octubre de 1937.


"Algunos se detienen en la enorme tolerancia que se muestra ahora en este país hacia los católicos y los matones católicos... Es un indicio de la decadencia del protestantismo". -Catholic World, octubre de 1935, p.66


La vieja cultura protestante está a punto de llegar al final de su cuerda... ¿Por qué no podemos hacer que los Estados Unidos sean católicos en la legislación, en la justicia, en los objetivos y en los ideales?" -Padre F. X. Talbot, editor de America, revista oficial de los jesuitas para los EE.UU. declaración en el New York Globe el 14 de diciembre de 1930


"La libertad religiosa sólo se soporta hasta que lo contrario pueda llevarse a cabo sin peligro para la Iglesia Católica". -Obispo O'Conner de Pittsburgh.


"Si los católicos llegan a obtener una mayoría numérica suficiente en este país, la libertad religiosa habrá llegado a su fin. Así lo dicen nuestros enemigos; así lo creemos nosotros" -El Oso del Valle, diario del difunto obispo de San Luis.


En el libro Confusion Twice Confounded, Monseñor Joseph H. Brady afirma que el Tribunal Supremo de EE.UU. se equivoca en las decisiones relativas a la "separación de la Iglesia y el Estado". Dice: "Una visión sólida de la Constitución en su relación con la religión probablemente espera un cambio de personal en nuestro más alto tribunal". -The Register, 23 de enero de 1955.


"Pero las Constituciones pueden cambiarse, y las sectas no católicas pueden decaer hasta tal punto que la proscripción [prohibición] política de las mismas puede resultar factible y conveniente. ¿Qué protección tendrían contra un Estado católico?" -El Estado y la Iglesia, pp.38,39, por Miller y Ryan, imprimido por el Cardenal Hayes.


"La Iglesia católica en esta nación debe seguir cumpliendo su obra, aunque desaparezca nuestra forma de gobierno republicano". -El Mundo Católico, abril de 1935, p.12. "


Ellos [los católicos] deben penetrar donde sea posible en la administración de los asuntos civiles... todos los católicos deben hacer todo lo que esté a su alcance para hacer que la constitución de los estados, y la legislación sean modeladas sobre los principios de la verdadera Iglesia". -Encíclica de León XIII.



Bajo la influencia de las costumbres y conceptos germánicos, la tortura se utilizó poco desde el siglo IX al XII, pero con el resurgimiento del derecho romano la práctica se restableció en el siglo XII... En 1252 (el Papa) Inocencio IV sancionó la imposición de la tortura por parte de las autoridades civiles a los herejes, y la tortura llegó a tener un lugar reconocido en el procedimiento de los tribunales inquisitoriales. -Nueva Enciclopedia Católica, arts. "Inquisición", "Auto-da-Fe'" y "Masacre del día de San Bartolomé".


EL SANTO OFICIO SIGUE EXISTIENDO
El Papa Juan Pablo II revive la Inquisición


La idea de un Santo Oficio de la Inquisición revivido apaciguaría a algunos y ofendería a otros. Sin embargo, el "Santo Oficio" sigue existiendo. Sólo se ha cambiado su nombre. El Papa Juan Pablo II ha sido el artífice de su resurgimiento. Se puede argumentar que esta agencia dirigida por Ratzinger es simplemente un intento de la Iglesia católica de erradicar el comunismo o los sacerdotes reincidentes y sus prácticas. Sin embargo, con el objetivo de Juan Pablo II de poner en práctica el "mandato de Dios" creando una iglesia-estado global que administrará desde la teología católica romana tradicional, es suficiente motivo de alarma. Malaquías Martin ya ha afirmado en su libro "Las llaves de esta sangre" que el papa no tolerará ningún sistema de creencias que se oponga al suyo, ni a nivel civil ni eclesiástico. En Juan Pablo II el mundo contemplará a un tirano que ejecutará fríamente órdenes directas contra quienes considere herejes o inmorales. Además, al igual que sus predecesores papales, Juan Pablo II llevará a cabo su "mandato divino" en nombre de Cristo, o quizás de María. Que Dios nos ayude a todos. -Por Kathleen R. Hayes Febrero 1991, Trompeta NRI Página 3


La Encíclica del Papa Pío X, emitida en 1864, afirmaba


el derecho de exigir al Estado que no deje a ningún hombre libre de profesar su propia religión;
el derecho a emplear la fuerza
el derecho a reclamar el dominio de las cosas temporales
el derecho a tener el control total de las escuelas públicas;
el derecho a tener sometidos a los príncipes y a los reyes;
el derecho a tratar como inválidos todos los matrimonios que no se solemnicen según las formas del Concilio de Trento
el derecho a impedir que el Estado conceda a los inmigrantes el ejercicio público de su propio culto
el derecho a exigir al Estado que no permita la libre expresión de opiniones;



"La autoridad del Papa es ilimitada, incalculable; puede golpear, como dice Inocencio III, dondequiera que esté el pecado; puede castigar a todo el mundo; no permite ninguna apelación y es en sí mismo un capricho soberano; pues el Papa lleva, según la expresión de Bonifacio VIII, todos los derechos en el santuario de su pecho. Como ahora se ha convertido en infalible, puede mediante el uso de la pequeña palabra, "orbi", (que significa que se da la vuelta a toda la Iglesia) convertir cada regla, cada doctrina, cada exigencia, en un artículo de Fe cierto e incontestable. Ningún derecho puede oponerse a él, ninguna libertad personal o corporativa; o como dicen los canonistas [católicos romanos]: "El tribunal de Dios y el del Papa es uno y el mismo". -Ignaz von Dollinger, "Carta dirigida al arzobispo de Munich" 1871; citado en MacDougall, The Acton Newman Relations (Fordham University Press) pp. 119,120.


Durante la administración Reagan, el presidente Ronald Reagan, después de muchas presiones, ¡nombró a un embajador en la CIUDAD DEL VATICANO! Cuando se le preguntó a W. Kenneth Dan por qué necesitábamos un embajador en la Ciudad del Vaticano, respondió: "¡Permitiría a los EE.UU. influir en las decisiones políticas de la IGLESIA CATÓLICA ROMANA!"


¡ESTO VIOLA LITERALMENTE LA PRIMERA ENMIENDA!


ENMIENDA I. :


Prohibición del establecimiento religioso. Libertad de expresión, de prensa y derecho de petición. El Congreso no hará ninguna ley que respete el establecimiento de una religión, o que prohíba el libre ejercicio de la misma; o que coarte la libertad de expresión, o de prensa; o el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente, y a solicitar al Gobierno la reparación de agravios.


El Vaticano reclama poder sobre TODAS las Iglesias
"Ningún hombre tiene derecho a elegir su religión". (New York Freeman, diario oficial del obispo Hughes, 26 de enero de 1852)


"La Iglesia... no acepta, ni puede aceptar, ni favorecer en ningún grado, la libertad en el sentido protestante de la libertad". (Mundo Católico, abril de 1870)


"El protestantismo no tiene, y nunca podrá tener, ningún derecho donde la catolicidad ha triunfado". (Catholic Review, junio de 1875)


"La libertad religiosa sólo se soporta hasta que lo contrario pueda llevarse a cabo sin peligro para la Iglesia católica". (Reverendo O'Connor, obispo de Pittsburgh).


"Hoy en día ya no puede decirse que Estados Unidos sea un país protestante". -Cardenal Strich de Chicago, citado en la revista Time, 5 de agosto de 1955 "


"Es un error creer que todo hombre es libre de abrazar y profesar la religión que, guiado por la luz de la razón, considere verdadera". Papa Pío IX, El Syllabus (de los Errores), Publicado en 1864, Sección III, Indiferentismo, Latitudinarianismo, #15.


"Es un error creer que por ello se ha decidido sabiamente por ley, en algunos países católicos, que las personas que vienen a residir en ellos disfruten del ejercicio público de su propio culto peculiar". Papa Pío IX, El Syllabus (de los Errores), emitido en 1864, Sección X, Errores con referencia al liberalismo moderno, #78.


"Es un error creer que, además, es falso que la libertad civil de toda forma de culto, y la plena facultad, concedida a todos, de manifestar abierta y públicamente cualquier opinión y pensamiento, conduzcan más fácilmente a corromper la moral y la mente del pueblo, y a propagar la peste del indiferentismo." Papa Pío IX, El Syllabus (de los Errores), publicado en 1864, Sección X, Errores con referencia al liberalismo moderno, #79.


"Esta vergonzosa fuente de indiferentismo da lugar a esa absurda y errónea proposición que pretende que la libertad de conciencia debe mantenerse para todos. Propaga la ruina en los asuntos sagrados y civiles, aunque algunos repiten una y otra vez con la mayor impudicia que alguna ventaja obtiene la religión de ella.... una pestilencia más mortal para el estado que cualquier otra. La experiencia muestra, incluso desde los primeros tiempos, que ciudades famosas por su riqueza, dominio y gloria perecieron como resultado de este único mal, a saber, la inmoderada libertad de opinión, la licencia de libre expresión y el deseo de novedad.


"Aquí debemos incluir esa dañina y nunca suficientemente denunciada libertad de publicar cualquier escrito y difundirlo entre el pueblo, que algunos se atreven a exigir y promover con tanto clamor. Nos horroriza ver qué doctrinas monstruosas y errores prodigiosos se difunden a lo largo y ancho en innumerables libros, panfletos y otros escritos que, aunque pequeños en peso, son muy grandes en malicia." Papa Gregorio XVI, Mirari Vos (Sobre el liberalismo y el indiferentismo religioso), Encíclica promulgada el 15 de agosto de 1832, nº 14 y 15.


El Vaticano admite la conexión con CAESAR:
"...la autoridad y el dominio papales superiores se derivan de la ley de los Césares". Lucius Ferraris, en "Prompta Bibliotheca Canonica, Juridica, Moralis, Theologica, Ascetica, Polemica, Rubristica, Historica", Volumen V, artículo sobre "Papa, Artículo II", titulado "Sobre el alcance de la dignidad, autoridad o dominio e infalibilidad papal", #19, publicado en Petit-Montrouge (París) por J. P. Migne, edición de 1858.


"...el apelativo de Dios había sido confirmado por Constantino sobre el Papa, que siendo Dios, no puede ser juzgado por el hombre". Papa Nicolás I, citado en Historia de los Concilios, vol. IX, Dist.: 96, Can 7, "Satis Evidentur Decret Gratian Primer Para", por Labbe y Cossart.


"Hace mucho tiempo, cuando Roma, por la negligencia de los emperadores occidentales, quedó a merced de las hordas bárbaras, los romanos se dirigieron a una figura en busca de ayuda y protección, y le pidieron que los gobernara; y así... comenzó la soberanía temporal de los papas. Y subiendo mansamente al trono del César, el vicario de Cristo tomó el cetro ante el cual los emperadores y reyes de Europa se inclinarían en reverencia a través de tantas épocas" - American Catholic Quarterly Review, abril, 1911.


"De las ruinas de la Roma política, surgió el gran Imperio moral en la 'forma gigante' de la Iglesia romana" -A.C. Flick, The Rise of the Mediaeval Church, 1909, p. 150.


"Bajo el Imperio Romano los papas no tenían poderes temporales. Pero cuando el Imperio Romano se desintegró y su lugar fue ocupado por una serie de reinos rudos y bárbaros, la Iglesia Católica Romana no sólo se independizó de los estados en los asuntos religiosos, sino que también dominó los asuntos seculares. A veces, bajo gobernantes como Carlomagno (768-814), Otón el Grande (936-973) y Enrique III (1039-1056), el poder civil controlaba la iglesia hasta cierto punto; pero en general, bajo el débil sistema político del feudalismo, la iglesia bien organizada, unificada y centralizada, con el papa a la cabeza, no sólo era independiente en los asuntos eclesiásticos, sino que también controlaba los asuntos civiles"-Carl Conrad Eckhardt, The Papacy and World-Affairs, The University of Chicago Press, 1937, P. 1.
El Papa Pío IX, en sus "Discorsi" (I., p. 253), dijo "El César que ahora se dirige a vosotros, y al que sólo se le debe obediencia y fidelidad".


[Hablando de la época, alrededor del 500 d.C., cuando el Imperio Romano se desmoronaba en pedazos:] "No, la Iglesia [Católica] no descenderá a la tumba. Sobrevivirá al Imperio . . . Al final surgirá un segundo imperio, y de este imperio el Papa será el amo -más aún, será el amo de Europa. Dictará sus órdenes a los reyes que las obedecerán"-Andrea Lagarde, La Iglesia latina en la Edad Media, 1915, p. vi.


El Vaticano reclama el poder de cambiar la Ley de Dios
"No el Creador del Universo, en Génesis 2:1-3, sino la Iglesia católica puede reclamar el honor de haber concedido al hombre una pausa a su trabajo cada siete días" -S. C. Mosna, Storia della Domenica, 1969, pp. 366-367.


"El Papa tiene una gran autoridad y poder que puede modificar, explicar o interpretar incluso las leyes divinas... El Papa puede modificar la ley divina, ya que su poder no es del hombre, sino de Dios, y actúa como vicerrector de Dios en la tierra". -Lucius Ferraris, Prompta Ribliotheca, "Papa", art. 2, traducido.


"El Papa tiene el poder de cambiar los tiempos, de abrogar las leyes y de prescindir de todas las cosas, incluso de los preceptos de Cristo". "El Papa tiene la autoridad, y a menudo la ha ejercido, de prescindir del mandato de Cristo". Decretal, de Tranlatic Episcop. Cap. (El Papa puede modificar la ley divina.) Diccionario Eclesiástico de Ferraris.


"¿Disponen del mandato de Cristo?" Cuando se le pregunta a la iglesia católica... "¿Por qué se sienten con el poder, la autoridad y la capacidad de cambiar las Escrituras para que coincidan con sus tradiciones?" Ellos responden...


"Si no tuviera tal poder, no podría haber hecho aquello en lo que todos los religiosos modernos están de acuerdo con ella; -no podría haber sustituido la observancia del domingo como primer día de la semana, por la observancia del sábado como séptimo día, un cambio para el que no hay autoridad bíblica". -Rev. Stephan Keenan, A Doctrinal Catechism, "On the Obedience Due to the Church", cap. 2, p. 174. (Imprimátur, John Cardenal McCloskey, arzobispo de Nueva York).


"La autoridad de la Iglesia no podía, por lo tanto, estar vinculada a la autoridad de las Escrituras, porque la Iglesia había cambiado... el sábado por el domingo, no por mandato de Cristo, sino por su propia autoridad". Canon y Tradición, p. 263


"¿No está todo cristiano obligado a santificar el domingo y a abstenerse en ese día de trabajos serviles innecesarios? ¿No está la observancia de esta ley entre los más destacados de nuestros deberes sagrados? Pero usted puede leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras imponen la observancia religiosa del sábado, un día que nunca santificamos". -James Cardenal Gibbons, La fe de nuestros padres (ed. 1917), pp. 72, 73.


"La Iglesia católica", declaró el cardenal Gibbons, "en virtud de su misión divina cambió el día del sábado al domingo". Catholic Mirror, 23 de septiembre de 1983. (Órgano oficial del cardenal Gibbons)


Pregunta - ¿Cuál es el día de reposo?


Respuesta - El sábado es el día de reposo.


Pregunta - ¿Por qué observamos el domingo en lugar del sábado?


Respuesta - Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica, en el Concilio de Laodicea (364 d. C.), transfirió la solemnidad del sábado al domingo". Catecismo de la doctrina católica del converso, p. 50, 3ª ed.


"La Biblia dice: Acuérdate de santificar el día de reposo. La iglesia católica dice: ¡No! Por mi poder divino abrogo el día de reposo, y te ordeno que guardes el primer día de la semana. Y he aquí que todo el mundo civilizado se inclina en reverente obediencia al mandato de la santa iglesia católica". Padre Enright, C.S.S.R. del Colegio Redentor, Kansas City, Mo., Historia del sábado, p. 802


"No hay ninguna palabra, ningún indicio en el Nuevo Testamento sobre la abstención del trabajo en domingo. La observancia del Miércoles de Ceniza, o de la Cuaresma, está exactamente en el mismo plano que la observancia del domingo. En el descanso del domingo no entra ninguna ley divina"-Canon Eyton, Los Diez Mandamientos [presbiteriano].


"Los adventistas son el único cuerpo de cristianos con la Biblia como maestra, que no pudo encontrar ninguna justificación en sus páginas para el cambio de día del séptimo al primero. De ahí su apelativo", Adventistas del Séptimo Día. "Su principio cardinal consiste en apartar el sábado para la adoración exclusiva de Dios, en conformidad con el mandato positivo de Dios mismo, reiterado repetidamente en los libros sagrados del Antiguo y del Nuevo Testamento, guardado literalmente por los hijos de Israel durante miles de años hasta el día de hoy, y respaldado por la enseñanza y la práctica del Hijo de Dios mientras estuvo en la tierra". -El desafío de Roma, página dos


"Todavía no es demasiado tarde para que los protestantes se rediman. ¿Lo harán?... ¿tomarán realmente la palabra escrita, la sola Escritura, como su única autoridad y su única norma? ¿O seguirán manteniendo la doctrina y la práctica indefendible, autocontradictoria y suicida de seguir la autoridad de la iglesia católica y llevar el SIGNO de su autoridad? ¿Guardarán el sábado del Señor, el séptimo día, según las Escrituras? O guardarán el domingo según la tradición de la iglesia católica, -Ibid, página 31
El sábado, el día más glorioso de la ley, ha sido cambiado por el día del Señor. (...) Estos y otros asuntos similares no han cesado en virtud de la enseñanza de Cristo (pues Él dice que ha venido a cumplir la ley, no a destruirla), pero han sido cambiados por la autoridad de la iglesia". (Arzobispo Gaspare de Fosso, Sacrorum Conciliorum nova amplissima Collectio, 1902, vol. 33, pp. 529,530.)


"El protestantismo, al descartar la autoridad de la Iglesia [católica romana], no tiene ninguna buena razón para su teoría del domingo, y debería lógicamente mantener el sábado como día de reposo" -John Gilmary Shea, en la American Catholic Quarterly Review, enero de 1883.


"Es bueno recordar a los presbiterianos, bautistas, metodistas y a todos los demás cristianos que la Biblia no los apoya en ninguna parte en su observancia del domingo. El domingo es una institución de la Iglesia Católica Romana, y los que observan el día observan un mandamiento de la Iglesia Católica" -Sacerdote Brady, en un discurso, reportado en el Elizabeth, N.J. News del 18 de marzo de 1903.


"Dios simplemente le dio a su Iglesia [católica] el poder de apartar cualquier día o días que considerara adecuados como Días Santos. La Iglesia eligió el domingo, el primer día de la semana, y con el tiempo añadió otros días, como días santos" -Vincent J. Kelly, Forbidden Sunday and Feast-Day Occupations, p. 2.


"Los protestantes... aceptan el domingo en lugar del sábado como día para el culto público después de que la Iglesia católica hiciera el cambio... Pero la mente protestante no parece darse cuenta de que al aceptar la Biblia, al observar el domingo, están aceptando la autoridad del portavoz de la iglesia, el Papa" -Our Sunday Visitor, 5 de febrero de 1950.


"Nosotros los católicos, entonces, tenemos precisamente la misma autoridad para santificar el domingo en lugar del sábado que tenemos para cualquier otro artículo de nuestro credo, es decir, la autoridad de la Iglesia... mientras que ustedes, los protestantes, no tienen realmente ninguna autoridad para ello; porque no hay ninguna autoridad para ello [la santidad del domingo] en la Biblia, y no permitirán que pueda haber autoridad para ello en ningún otro lugar" -La Hermandad de San Pablo, "The Clifton tracts", Volumen 4, tratado 4, p. 15.


El Vaticano impulsa las leyes dominicales
El domingo "es la identidad de la comunidad cristiana y el centro de su vida y misión", que "no podemos vivir sin unirnos en domingo", que sólo los cristianos "que han vivido de acuerdo con el domingo" han "alcanzado una nueva esperanza", y que "los cristianos de hoy redescubrirán la importancia crucial de la celebración dominical". (Visita pastoral del Papa Benedicto XVI a Bari para la clausura del 24º Congreso Eucarístico Nacional Italiano, Homilía del Papa Benedicto XVI, Explanada de Marisabella, domingo 29 de mayo de 2005).


El sábado "ya no es" el día de adoración de Dios, sólo el domingo podemos formar parte del cuerpo de Cristo en el mundo, sólo adorando el domingo podemos evitar el "aislamiento egoísta" y en cambio estar unidos "en una gran comunidad... una comunidad universal" llegando a estar "relacionados con todos en el mundo". (Encuentro con el Clero Diocesano de Aosta, Discurso del Papa Benedicto XVI, Iglesia Parroquial de Introd (Valle de Aosta), lunes 25 de julio de 2005).


Todos los domingos deben ser dedicados y entregados a Dios. (Misa en la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María, Homilía del Papa Benedicto XVI, pronunciada en la Iglesia Parroquial de Castel Gandolfo, lunes 15 de agosto de 2005).


"El desorden social, la guerra, la injusticia y la violencia" sólo se pueden contrarrestar "con un renovado aprecio y respeto por la ley moral universal [la observancia del domingo], que sólo reconociendo esa ley puede haber en el mundo "dignidad, vida y libertad" con "condiciones de justicia y paz" en todas las comunidades del mundo, y que la promoción y la defensa de esta ley es lo que "debe regir las relaciones entre las naciones y los pueblos en la búsqueda del bien común de la familia humana... dentro de la comunidad internacional". (Discurso del Papa Benedicto XVI a S.E. Sr. Francis Rooney, nuevo embajador de los Estados Unidos de América ante la Santa Sede, sábado 12 de noviembre de 2005).


El domingo es un día de descanso para todos los trabajadores. (Discurso del Papa Benedicto XVI a las Asociaciones Obreras Cristianas Italianas (A.C.L.I.), Sala Clementina, viernes 27 de enero de 2006).


Las personas no pueden santificarse si no es en domingo, que Cristo transfirió la sacralidad del sábado al domingo, que sólo los que guardan el domingo pertenecen a Cristo, que sólo el domingo "el Señor resucitado se hace presente entre sus seguidores", que sólo éstos "adoran a Dios como es debido", y que el domingo "recupere toda su importancia". (Carta del Papa Benedicto XVI al Card. Francis Arinze con motivo de la jornada de estudio en honor del 43º aniversario de la promulgación de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia, Sacrosanctum Concilium, del Vaticano, 27 de noviembre de 2006).


El domingo es una "obligación para todos los fieles" que aporta "una auténtica libertad que les permite vivir cada día", que es el día del Señor, que es "un día que hay que santificar", y que quienes no lo guardan sufren "la pérdida de un auténtico sentido de la libertad cristiana" y la pérdida de ser "hijos de Dios", que el domingo es el "día santo primordial" y "está destinado a ser guardado como santo", "un día de descanso del trabajo", que ojalá "sea reconocido también por la sociedad civil" por ley. (Sacramentum Caritatis: Exhortación apostólica postsinodal sobre la Eucaristía como fuente y cumbre de la vida y la misión de la Iglesia, pronunciada por el Papa Benedicto XVI en Roma, en San Pedro, el 22 de febrero de 2007, fiesta de la Cátedra de Pedro).


"Es necesario" "tener en especial consideración el domingo" para "permanecer unidos a Cristo", ya que "es el día dedicado al Señor". (Mensaje del Papa Benedicto XVI a los participantes en el 9º Foro Internacional de la Juventud (Rocca di Papa, 28-31 de marzo de 2007), desde el Vaticano, 28 de marzo de 2007).


Sólo el domingo podemos experimentar "un encuentro personal con Cristo". (Viaje Apostólico del Papa Benedicto XVI a Brasil con motivo de la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe, Sesión Inaugural, Discurso del Papa Benedicto XVI, Sala de Conferencias, Santuario de Aparecida, domingo 13 de mayo de 2007).


"Sin el día del Señor, no podemos vivir", que el encuentro con el Señor sólo se produce en el "día específico" del domingo, que la vida no florece sin el domingo, y que el domingo es un día de descanso, de libertad y de igualdad para todo el mundo. (Homilía de la Celebración Eucarística del Papa Benedicto XVI , Catedral de San Esteban, Viena, domingo 9 de septiembre de 2007).


Alentó a Estados Unidos a ejercer "su liderazgo dentro de la comunidad internacional" basándose en "la ley moral común [la santidad dominical]". (Discurso del Papa Benedicto XVI a la Excma. Sra. Mary Ann Glendon, nueva embajadora de los Estados Unidos de América ante la Santa Sede, viernes 29 de febrero de 2008).


El mundo tiene mayor necesidad de esperanza en la paz, la justicia y la libertad, que "nunca podrán ser entregadas sin la obediencia a la ley de Dios [la santidad dominical]". (Video-Mensaje del Papa Benedicto XVI a los católicos y al pueblo de los Estados Unidos de América con motivo del próximo viaje apostólico, 15-21 de abril de 2008).


La ICR "aporta su contribución (en el ámbito ético y moral) según las disposiciones del derecho internacional, ayuda a definir ese derecho y apela a él", que vivimos en una época en la que pequeños grupos de personas independientes amenazan la unidad del mundo, y que la única manera de combatir este problema es estableciendo el derecho y ordenando luego toda la sociedad según ese derecho, promoviendo así "la paz y la buena voluntad en toda la tierra". (Viaje apostólico a los Estados Unidos de América y visita a la sede de la Organización de las Naciones Unidas, Encuentro con los miembros de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, Discurso del Papa Benedicto XVI, Nueva York, viernes 18 de abril de 2008).


"En el respeto a la libertad religiosa y al bien común de todos, los cristianos [en los Estados Unidos y en otros lugares] deben buscar el reconocimiento de los domingos y de los días sagrados de la Iglesia como días festivos legales". Catecismo de la Iglesia Católica, edición popular y definitiva, 2000, par. 2188


"Esta organización se propone de todas las maneras posibles ayudar a preservar el domingo como institución civil. Nuestra seguridad nacional requiere el apoyo activo de todos los buenos ciudadanos en el mantenimiento de nuestro sábado americano. Las leyes dominicales deben ser aplicadas". -Citado como "principios contenidos en la Constitución" de la organización original (entonces llamada Unión Sabática Americana), citado en The Lord's Day Alliance, Twenty fifth Report (1913), p6.


En los siglos IV y V, los espectáculos dominicales y los teatros dominicales, se quejaban, obstaculizaban la "devoción de los fieles", porque muchos de los miembros asistían a ellos con preferencia a los servicios de la iglesia. La iglesia, por tanto, exigió que el estado interfiriera y promoviera la observancia del domingo por ley. "De este modo", dice Neander, "la iglesia recibió ayuda del estado para la promoción de sus fines". Esta unión de la iglesia y el estado sirvió para establecer al papado en el poder. Un curso similar perseguido ahora producirá los mismos resultados. -AUGUSTUS NEANDER, Historia general de la religión cristiana y de la Iglesia, traducción de Torey (3ª ed. americana), vol. 2, pp. 300,301


El 7 de septiembre de 1947, el Papa Pío XII declaró que "el tiempo de la reflexión y de la planificación ha pasado en el ámbito religioso y moral y ha llegado el momento de la acción". Dijo que "la batalla en los campos religiosos y morales giraba en torno a cinco puntos: La cultura religiosa, la santificación del domingo, la salvación de la familia cristiana, la justicia social y la lealtad y veracidad en el trato". -Evening Star (Washington D.C.), 8 de septiembre de 1947.


¿Hubo leyes dominicales en el pasado? ¿Y QUÉ fue de los que las infringieron?


"Todos los hombres y mujeres deberán asistir por la mañana al servicio divino y a los sermones que se predican en el día de reposo (domingo), y por la tarde al servicio divino y a la catequesis, so pena de perder, por la primera falta, su provisión y la asignación para toda la semana siguiente; por la segunda, perder dicha asignación y también ser azotados; y por la tercera, sufrir la muerte". Leyes, y Órdenes, Divinas, Políticas, y Marciales Para la Colonia en Virginia: establecidas por primera vez por Sir Thomas Gates, Caballero, Teniente - General, el 24 de mayo de 1610


Para ver miles de artículos que confirman todo esto... Haga clic aquí


El Vaticano pretende abolir la separación de la Iglesia y el Estado


"En consecuencia, Juan Pablo II fue criticado por políticos y periódicos liberales y moderados por transgredir la frontera entre la Iglesia y el Estado". Artículo de TIME del 1 de junio de 1981 "Todavía no es Hale, pero sí es Hearty" Por George Russell


En los sermones basados en los Diez Mandamientos, Juan Pablo denunció el materialismo excesivo, el divorcio, la anticoncepción y la separación de la Iglesia y el Estado, TIME 17 de junio de 1991 "El don de la vida" p. 47 Sermones de un hijo nativo


Las recientes declaraciones del episcopado polaco han alimentado la aprensión. A finales de abril, los obispos instaron a que la nueva constitución excluyera cualquier disposición sobre la separación de la Iglesia y el Estado. En su lugar, sugirieron, "debería hacerse un énfasis excepcional en la necesidad de cooperación entre el Estado y la Iglesia Católica". TIME 20 de mayo de 1991 "Cinco que podrían ser vicepresidentes" Pg 40 "El poder del púlpito"
En el libro Confusion Twice Confounded, Monseñor Joseph H. Brady afirma que el Tribunal Supremo de EE.UU. se equivoca en las decisiones relativas a la "separación de la Iglesia y el Estado". Dice: "Una visión sólida de la Constitución en su relación con la religión probablemente espera un cambio de personal en nuestro más alto tribunal". -The Register, 23 de enero de 1955.


El Vaticano admite abiertamente que abraza a Babilonia (Paganismo)


"Es interesante observar cuántas veces nuestra Iglesia se ha valido de prácticas que eran de uso común entre los paganos... Así, es cierto, en cierto sentido, que algunos ritos y ceremonias católicos son una reproducción de los de los credos paganos...." (The Externals of the Catholic Church, Her Government, Ceremonies, Festivals, Sacramentals and Devotions, por John F. Sullivan, p 156, publicado por P.J. Kennedy, NY, 1942)


El mantenimiento del antiguo nombre pagano de Dies Solis, para el domingo se debe, en gran medida, a la unión del sentimiento pagano y cristiano con el que el primer día de la semana fue recomendado por Constantino a sus súbditos - paganos y cristianos por igual - como el 'venerable' día del sol". -Arthur P. Stanley, Historia de la Iglesia de Oriente, p. 184


"A menudo se ha acusado... de que el catolicismo está recubierto de muchas incrustaciones paganas. El catolicismo está dispuesto a aceptar esa acusación - e incluso a hacerla su alarde... el gran dios Pan no está realmente muerto, está bautizado" -La historia del catolicismo p 37


El Cardenal Newman admite en su libro que; el "Uso de templos, y estos dedicados a santos particulares, y ornamentados en ocasiones con ramas de árboles; incienso, lámparas y velas; ofrendas votivas al recuperarse de una enfermedad; agua bendita; asilos los días festivos y las estaciones, el uso de calendarios, las procesiones, las bendiciones en los campos; las vestimentas sacerdotales, la tonsura, el anillo en el matrimonio, la vuelta a Oriente, las imágenes en una fecha posterior, quizás el canto eclesiástico, y el Kyrie Eleison [Nota 17], son todos de origen pagano, y santificados por su adopción en la Iglesia. {374}" -Un ensayo sobre el desarrollo de la doctrina cristiana John Henry "Cardenal Newman" p.359


La penetración de la religión de Babilonia se hizo tan general y conocida que Roma fue llamada la "Nueva Babilonia". -La fe de nuestros padres 1917 ed. Cardenal Gibbons, p. 106


"Para conferir al cristianismo un gran atractivo a los ojos de la nobleza, los sacerdotes adoptaron las vestimentas y adornos exteriores que se utilizaban en los cultos paganos". -Vida de Constantino, Eusabio, citada en Altai-Nimalaya, p. 94


"La Iglesia hizo todo lo que pudo para erradicar esos ritos 'paganos', pero tuvo que capitular y permitir que los ritos continuaran sólo con el nombre de la divinidad local cambiado por el de algún santo cristiano". -Tradición religiosa y mito. Dr. Edwin Goodenough, Profesor de Religión, Universidad de Harvard. p. 56, 57


En la Historia de Stanley, página 40: "Los papas ocuparon el lugar de los emperadores vacantes en Roma, heredando su poder, su prestigio y sus títulos del PAGANISMO".


¿Los prelados paganos que dicen ser líderes cristianos han sido capaces de CONVENCER a los católicos para que acepten el paganismo como cristianismo? Haga clic aquí para ver cientos de declaraciones del Vaticano, dogmas y hechos históricos que confirman que lo han hecho. Y prepárese. Es una lista ENORME que le llevará semanas recorrer de forma efectiva. O haga clic aquí para un rápido resumen que muestra que el 86,2% del dogma católico romano es, de hecho, pagano, tal como la profecía predijo que sería.


El Vaticano declara su odio a la Palabra de Dios


El Vaticano dice que ODIA la Biblia
Haga clic aquí para ver las citas de los TRES ÚLTIMOS PAPAs que declaran que Jesús NO ES NECESARIO para la salvación


"Sí, el cardenal Hosius no duda en decir blasfemamente: "Mejor sería para los intereses de la iglesia que no existiera nunca la Escritura"; y Valentia: "Mejor sería que no se hubiera escrito". - Institutio Theologiae Elencticae Volumen 1, página 57, 1679.


Thomas Moore torturó y mató a muchas personas en Londres. ¿Su crimen? Poseían una Biblia en inglés. Peor aún, el Vaticano lo hizo santo en el siglo pasado. Y luego, en el año 2000, el Papa Juan Pablo II lo convirtió en el santo patrón de los políticos.


"La creencia en la Biblia como única fuente de fe es antihistórica, ilógica, fatal para la virtud de la fe y destructiva de la unidad". -La Enciclopedia Católica, Volumen XIII, "Protestantismo", Sección III A - Sola Scriptura ("Sólo la Biblia"), Nihil Obstat, 1 de febrero de 1912 por Remy Lafort, D.D., Censor, Imprimatur. +John Cardenal Farley, Arzobispo de Nueva York. (fuente en línea: http://www.newadvent.org/cathen/12495a.htm )


"Lamentablemente, muchos de estos libros se perdieron durante la persecución del siglo XVII, y sólo se conservaron los libros y documentos antiguos enviados a las bibliotecas de Cambridge y Ginebra por el pastor Leger. Los papistas se encargaron, después de cada persecución, de destruir toda la literatura valdense posible. Muchos de los Barbes eran hombres eruditos y bien versados en las lenguas y la ciencia de las Escrituras. El conocimiento de la Biblia era el rasgo distintivo de los antiguos, y ahora de los modernos vaudois. Privados durante siglos de una iglesia visible y obligados a rendir culto en cuevas y madrigueras, este conocimiento íntimo de la palabra de Dios era su única luz. Su escuela estaba en la soledad casi inaccesible del profundo desfiladero de la montaña llamado 'Pra Del Tor', y sus estudios eran severos y prolongados, abarcando las lenguas latina, romaní e italiana" -Bompiani - Breve historia de los valdenses italianos


Su negativa a entregar las escrituras fue una ofensa que el papado no podía tolerar. El Papado estaba decidido a exterminar a los herejes de la faz de la Tierra. La mayor ofensa de los herejes, fue que se negaron a adorar a Dios según la voluntad del Papa. Por este crimen, los herejes sufrieron todas las humillaciones, insultos y torturas que el hombre pudiera eventuar: ( Libro de los Mártires de Fox)


1) Fueron colgados y se les cortaron los genitales
2) Las madres fueron azotadas
3) A las mujeres se les arrancó el pecho
4) Fueron atadas y fritas en una gran sartén
5) Se les cosía la boca
6) Se las colocaba en una olla de agua hirviendo
7) Les cortaban los brazos y las piernas
8) A algunos les sacaron los ojos


(El reverendo) Dr. Cahill declaró que "preferiría que el católico leyera los peores libros de inmoralidad que la Biblia protestante, esa falsificación de la Palabra de Dios, esa calumnia de Cristo". - (Roman Catholic Tablet, 17 de diciembre de 1853, p. 804).


"¿Permite usted a su rebaño leer la Biblia en absoluto?", dijo un escritor de la Contemporary Review a un amigo suyo, un párroco. "No, señor, no lo hago; usted olvida que soy un médico, no un envenenador de almas". -Contemporary Review abril, 1894, p. 576.


"Las doctrinas de la Iglesia Católica son totalmente independientes de las Sagradas Escrituras". Explicación familiar de la doctrina católica, Rev. M. Muller, p.151.


El decreto establecido en el año 1229 d.C. por el Concilio de Valencia... coloca a la Biblia en el Índice de Libros Prohibidos. La doctrina retiene que "está prohibido a los laicos (el hombre común) leer el Antiguo y el Nuevo Testamento. - Les prohibimos muy severamente tener los citados libros en la lengua vernácula popular". "Los señores de los distritos buscarán cuidadosamente a los herejes en las viviendas, en las casuchas y en los bosques, e incluso sus refugios subterráneos serán totalmente aniquilados". Concilio Tolosanum, Papa Gregorio IX, Anno. Cr. 1229


El Concilio eclesiástico de Tarragona dictaminó que: "Nadie puede poseer los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento en lengua romance, y si alguien los posee debe entregarlos al obispo local dentro de los ocho días siguientes a la promulgación de este decreto, para que sean quemados". D. Lortsch, Histoire de la Bible en France, 1910, p.14.


"El socialismo, el comunismo, las sociedades clandestinas, las sociedades bíblicas... plagas de este tipo deben ser destruidas por todos los medios". La encíclica Quanta Cura emitida por el Papa Pío IX, el 6 de diciembre de 1866


"La Biblia no pretende ser un formulario de creencia, como en un credo o catecismo. No hay en ninguna parte del Nuevo Testamento una declaración clara y metódica de la enseñanza de Cristo" -Cuadro de preguntas, p. 66


"La propia naturaleza de la Biblia debería demostrar a cualquier hombre pensante la imposibilidad de que sea el único método seguro para averiguar lo que el Salvador enseñó". Ibídem, p. 67


...Fue bueno para Lutero que no viniera al mundo hasta un siglo después del inmortal invento de Gutenberg. Cien años antes, su idea de dirigir a doscientos cincuenta millones de hombres a leer la Biblia habría sido recibida con gritos de risa, e inevitablemente habría provocado su traslado del púlpito de Wittenburg a un hospital para dementes". -La fe de nuestros padres, p. 69; véase también La fe de los millones, p. 152


"De nuevo, siempre ha sido prácticamente imposible que los hombres, en general, descubran a Cristo sólo a partir de la Biblia". -Cuadro de preguntas, p. 70


"...La Biblia no implica en ninguna parte que sea la única fuente de fe". -Ibid., p. 77


"Las Escrituras son, en efecto, un libro divino, pero es letra muerta, que tiene que ser explicada, y no puede ejercer la acción que el predicador puede obtener". -Nuestro Sacerdocio, p. 155


"...Un libro muerto y sin palabras". -Cuadro de preguntas, p. 67


"El simple hecho es que la Biblia, como todas las letras muertas, exige un intérprete vivo". -La fe de los millones, p. 155


"La Biblia no pretendía ser un libro de texto de la religión cristiana". -Hechos Católicos, p. 50



¿La iglesia católica declara que la Biblia no es un libro de texto para la fe cristiana? Creo que los siguientes versículos han demostrado que la iglesia católica romana ha sido sorprendida con las manos en la masa diciendo mentiras descaradas. Esto no sólo demuestra que mintieron, sino que también expone POR QUÉ predican que la Biblia es "...un libro muerto y sin palabras". Esperan mantener a las masas alejadas de la Biblia principalmente porque una vez que abren una, se dan cuenta de quién es el verdadero mentiroso.


La Biblia declara que enseña...
Todas las cosas necesarias que hizo Jesús - Hechos 1:1-2
La certeza de su acción y enseñanza - Lucas 1:3-4
La vida en el nombre de Jesús - Juan 20:30-31
Instrucciones para la salvación - 2 Tim. 3:15
Mandatos del Señor - 1 Cor. 14:37
La conducta adecuada - 1 Ti. 3:14-15
Toda buena obra - 2 Tim. 3:16-17
La protección contra el pecado - 1 Juan 2:1
La seguridad de la vida eterna - 1 Juan 5:13
Estándar por el cual los maestros son probados - Hechos 17:11
Estándar que no podemos sobrepasar - 1 Cor. 4:6
Bendiciones de Dios - Apocalipsis 1:3
Gozo que es completo - 1 Juan 1:3-4
Estándar de juicio - Apocalipsis 20:12


Hebreos - 4:12 "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, pues penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón."


El odio del Vaticano al séptimo día de reposo (sello de Dios)


El Vaticano ADMITE que el domingo es la marca


¡EL VATICANO ADMITE QUE EL DOMINGO ES SU MARCA!
"Por supuesto, la Iglesia Católica afirma que el cambio (del sábado al domingo) fue un acto suyo... Y el acto es una MARCA de su autoridad eclesiástica en las cosas religiosas". H.F. Thomas, Canciller del Cardenal Gibbons. 11 de noviembre de 1895


"El domingo es nuestra MARCA o autoridad. . la iglesia está por encima de la Biblia, y esta transferencia de la observancia del sábado es una prueba de ese hecho" Catholic Record of London, Ontario Sept 1,1923.


"El domingo está fundado, no en las escrituras, sino en la tradición. Como no hay ninguna escritura para la transferencia del día de descanso del último al primer día de la semana, los protestantes deberían guardar su sábado y dejar así a los católicos en plena posesión del domingo". - Catholic Record, 17 de septiembre de 1893.


"Pero aún falta algo para una declaración completa de la insostenible posición adoptada por esos pegajosos de la observancia del "sábado". ¿Qué derecho tienen estos señores, como protestantes, a establecer la ley sobre lo que debe hacerse o no hacerse en domingo? El domingo es una institución católica, y sus pretensiones de observancia sólo pueden defenderse sobre principios católicos. Si "la Biblia y sólo la Biblia es la religión de los protestantes", si "todo lo que no se lee en ella ni puede probarse con ella" no tiene derecho a su fe ni a su observancia, ¿qué título pueden mostrar para toda su insistencia dogmática en cuanto a los requisitos del Día del Señor? De principio a fin de las Escrituras no hay un solo pasaje que justifique el traslado del culto público semanal del último día de la semana al primero. Por lo tanto, la observancia del domingo es un aditamento incongruente de la fe protestante, totalmente fuera de su principio fundamental, y sugiere fuertemente una religión que sufrió tristemente de demasiada prisa en su elaboración.
Si algún sabbatariano quiere conocer el método adecuado para pasar el domingo, la Iglesia católica es la fuente natural a la que acudir para obtener información. Bajo su dirección, el domingo suplantó al sábado judío y, por lo tanto, es la más indicada para resolver cualquier disputa sobre sus reivindicaciones. Fuente: The Bible Echo, Melbourne, Victoria, Australia, Vol. 15, No. 42, 15 de octubre de 1900, página 674, citando a The Catholic Press, Sydney, Australia, 25 de agosto de 1900.


"Aifonte, rey de Aragón, etc., a todos los arzobispos, obispos y a todos los demás... Os ordenamos que los herejes, a saber, los Waldeneses e Insabbathi (los que guardan el sábado), sean expulsados de la faz de Dios y de todos los católicos y se les ordene salir de nuestro reino". - Marianae Praefatio in Lucam Tudensem y citado en Macima Bibliotheca Veterum Patrum Vol 25 p 190


Justino Mártir, un popular "cristiano de la corriente principal" del siglo II (alrededor del año 150 d.C.) creía que el sábado era una ley mosaica obsoleta que Dios puso a los judíos como "una marca para señalarlos para el castigo que tan bien merecen por sus infidelidades" - Justino Mártir, Diálogo con Trifón.


Cánones contra los sabios del Concilio francés de Toulouse en 1229: "Canon 3.- Los señores de los diferentes distritos deberán hacer registrar diligentemente las villas, casas y bosques, y destruir los escondites de los herejes. Canon 14.- A los miembros laicos no se les permite poseer los libros del Antiguo o del Nuevo Testamento". - Hefele. 5, 981, 962


Concilio, Moscú, 1503 : "Los acusados (sabios) fueron convocados; reconocieron abiertamente la nueva fe y la defendieron. Los más destacados de ellos,... fueron condenados a muerte, y quemados públicamente en jaulas, en Moscú, el 17 de diciembre de 1503- H. Sternberfi, Geschichte der Juden


"Este celo por la observancia del sábado continuó durante mucho tiempo: incluso las pequeñas cosas que podían reforzar la práctica de la observancia del sábado eran castigadas". - Obispo Anjou, Svenska Kirkans Historia después de Motet i Upsala.


"El famoso jesuita, Francais Xavier, llamó a la Inquisición, que se estableció en Goa, India, en el año 560, para controlar la 'maldad judía' (la observancia del sábado)". - Adney, The Greek and Eastern Churches p 527,528.


Papa Gregorio I, 590-604 d.C., Epístolas b. 13:1- "Gregorio, obispo por la gracia de Dios a sus bien amados hijos, los ciudadanos romanos: Me ha llegado que ciertos hombres de espíritu perverso han difundido entre vosotros cosas depravadas y opuestas a la santa fe, de modo que prohíben que se haga nada en el día del sábado. ¿Qué debo llamarles sino predicadores del anticristo?".


"Además, este mismo Papa Gregorio había emitido un pronunciamiento oficial contra una parte de la propia ciudad de Roma porque los creyentes cristianos de allí descansaban y rendían culto en el día de reposo" - Padres Nicenos y Post-Nicenos


"Algunos han sufrido torturas porque no querían descansar cuando otros guardaban el domingo, ya que lo declaraban como la fiesta y la ley del Anticristo". - Sebastián Frank, 1536 d.C. En esta época de la historia, el séptimo día de reposo estaba gravemente atacado.


En Etiopía, 1604 d.C., los jesuitas influyeron en el rey Zadenghel para que propusiera someterse al papado " Prohibiendo a todos sus súbditos, bajo severas penas, no observar más el sábado" - Historia eclesiástica de Eithiopia de Gedde p 311 y también en Declive y caída de Gibbon capítulo 47. (¡Ahí van de nuevo esos jesuitas!)


Concilio Provincial Católico en Bergen -" Estamos informados de que algunas personas en diferentes distritos del reino, han adoptado y observado la observancia del sábado. Está severamente prohibido -en el sagrado canon eclesiástico- observar los días a excepción de aquellos que el santo Papa, el arzobispo o los obispos ordenen. La observancia de los sábados no debe permitirse en lo sucesivo más allá de lo que ordena el canon eclesiástico. Por lo tanto, aconsejamos a todos los amigos de Dios de toda Noruega que quieran ser obedientes con la santa iglesia que dejen en paz este mal de la observancia del sábado; y a los demás les prohibimos bajo pena de un severo castigo eclesiástico que guarden el sábado sagrado." - Dip, Norveg, 7, 397.


"Los inquisidores...(declaran) que el signo de un Vaudois (Waldeneses de Francia, guardadores del sábado) considerado digno de muerte, era que seguía a Cristo y procuraba obedecer los mandamientos de Dios" - Historia de la Inquisición de la Edad Media, H.C. Lea, Vol 1.


"El Papa tiene el poder de cambiar los tiempos, de abrogar las leyes y de prescindir de todo, incluso de los preceptos de Cristo". "El Papa tiene la autoridad, y a menudo la ha ejercido, de prescindir del mandato de Cristo". Decretal, de Tranlatic Episcop. Cap. (El Papa puede modificar la ley divina.) Diccionario Eclesiástico de Ferraris.


"El domingo... es puramente una creación de la Iglesia católica". American Catholic Quarterly Review, enero de 1883


"El domingo... es la ley de la Iglesia católica únicamente..." American Sentinel (católica), junio de 1893


"La Iglesia católica", declaró el cardenal Gibbons, "en virtud de su misión divina cambió el día del sábado al domingo". Catholic Mirror 23 de septiembre de 1983. (Órgano oficial del cardenal Gibbons)


"El Papa tiene una gran autoridad y poder que puede modificar, explicar o interpretar incluso las leyes divinas... El Papa puede MODIFICAR la ley divina, ya que su poder no es del hombre, sino de Dios, y actúa como vicegerente de Dios en la tierra". -Lucius Ferraris, Prompta Ribliotheca, "Papa", art. 2, traducido.


"Por lo tanto, la autoridad de la Iglesia no podía estar vinculada a la autoridad de las Escrituras, porque la Iglesia había cambiado el sábado por el domingo, no por mandato de Cristo, sino por su propia autoridad". Canon y Tradición, p. 263


"¿No está todo cristiano obligado a santificar el domingo y a abstenerse en ese día de trabajos serviles innecesarios? ¿No está la observancia de esta ley entre los más destacados de nuestros deberes sagrados? Pero usted puede leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras imponen la observancia religiosa del sábado, un día que nunca santificamos". -James Cardenal Gibbons, La fe de nuestros padres (ed. 1917), pp. 72, 73.


"La Iglesia católica", declaró el cardenal Gibbons, "en virtud de su misión divina cambió el día del sábado al domingo". Catholic Mirror, 23 de septiembre de 1983. (Órgano oficial del cardenal Gibbons)


Pregunta - ¿Cuál es el día de reposo?
Respuesta - El sábado es el día de reposo.
Pregunta - ¿Por qué observamos el domingo en lugar del sábado?
Respuesta - Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica, en el Concilio de Laodicea (364 d. C.), transfirió la solemnidad del sábado al domingo". Catecismo de la doctrina católica del converso, p. 50, 3ª ed.


"La Biblia dice: Acuérdate de santificar el día de reposo. La iglesia católica dice: ¡No! Por mi poder divino abrogo el día de reposo, y te ordeno que guardes el primer día de la semana. Y he aquí que todo el mundo civilizado se inclina en reverente obediencia al mandato de la santa iglesia católica". Padre Enright, C.S.S.R. del Colegio Redentor, Kansas City, Historia del sábado, p. 802


"Tal vez la cosa más audaz, el cambio más revolucionario que hizo la Iglesia, ocurrió en el primer siglo. El día sagrado, el sábado, se cambió del sábado al domingo. "El día del Señor" fue elegido, no por ninguna indicación señalada en las Escrituras, sino por el sentido de la Iglesia de su propio poder ..... Las personas que piensan que las Escrituras deben ser la única autoridad, deberían lógicamente convertirse en adventistas del séptimo día, y guardar el sábado como día santo". (Saint Catherine Church Sentinel, Algonac, Michigan, 21 de mayo de 1995).


"El domingo es una institución católica y su pretensión de observancia sólo puede defenderse sobre los principios católicos .... De principio a fin de las Escrituras no hay un solo pasaje que justifique el traslado del culto público semanal del último día de la semana al primero". (Prensa católica, Sydney, Australia, agosto de 1990).


"Los adventistas son el único cuerpo de cristianos con la Biblia como maestra, que no han podido encontrar ninguna justificación en sus páginas para el cambio de día del séptimo al primero. De ahí su apelativo", Adventistas del Séptimo Día. "Su principio cardinal consiste en apartar el sábado para la adoración exclusiva de Dios, de conformidad con el mandato positivo de Dios mismo, reiterado repetidamente en los libros sagrados del Antiguo y del Nuevo Testamento, guardado literalmente por los hijos de Israel durante miles de años hasta el día de hoy, y respaldado por la enseñanza y la práctica del Hijo de Dios mientras estuvo en la tierra". -El desafío de Roma, (¿Por qué los protestantes guardan el domingo?) página dos


"Todavía no es demasiado tarde para que los protestantes se rediman. ¿Lo harán?... ¿tomarán realmente la palabra escrita, la sola Escritura, como su única autoridad y su única norma? ¿O seguirán manteniendo la doctrina y la práctica indefendible, autocontradictoria y suicida de seguir la autoridad de la iglesia católica y llevar el SIGNO de su autoridad? ¿Guardarán el sábado del Señor, el séptimo día, según las Escrituras? O guardarán el domingo según la tradición de la iglesia católica, -Ibid, página 31


El Vaticano admite haber adoptado el culto dominical pagano


"La retención del antiguo nombre pagano de Dies Solis, para el domingo se debe, en gran medida, a la unión del sentimiento pagano y cristiano con el que el primer día de la semana fue recomendado por Constantino a sus súbditos -paganos y cristianos por igual- como el 'venerable' día del sol". -Arthur P. Stanley, Historia de la Iglesia de Oriente, p. 184


"Así aprendemos de Sócrates (H.E., vi.c.8) que en su tiempo se celebraba el culto público en las iglesias de Constantinopla en ambos días.... La opinión de que el día del Señor o domingo de los cristianos no es más que el sábado cristiano transferido deliberadamente del séptimo al primer día de la semana no encuentra, en efecto, una expresión categórica hasta una época muy posterior..... El reconocimiento más antiguo de la observancia del domingo como deber legal es una constitución de Constantino en el año 321 d.C., que promulga que todos los tribunales de justicia, los habitantes de las ciudades y los talleres debían descansar el domingo (venerabili die Solis), con una excepción a favor de los que se dedican a las labores agrícolas... El Concilio de Laodicea (363) ... prohíbe a los cristianos judaizar y descansar el día de reposo, prefiriendo el día del Señor, y en lo posible descansar como cristianos". -Enciclopedia Británica, edición de 1899, Vol. XXIII, página 654


"El domingo era un nombre dado por los paganos al primer día de la semana, porque era el día en el que adoraban al sol, ...el séptimo día fue bendecido y santificado por Dios mismo, y ...Él exige a sus criaturas que lo mantengan santo para Él. Este mandamiento es de obligación universal y perpetua...El Creador 'bendijo el séptimo día' -declaró que era un día por encima de todos los días, un día- en el que Su favor debía descansar con seguridad. ...Mientras el hombre exista, y el mundo que lo rodea perdure,' la ley del sábado primitivo permanece. No puede ser dejada de lado mientras duren sus fundamentos.... No es el sábado judío, propiamente dicho, el que se ordena en el cuarto mandamiento. En todo ese mandato no hay ningún elemento judío, como tampoco lo hay en el tercer mandamiento, o en el sexto". Eadie's Biblical Cyclopedia, edición de 1872, página 561.


"...la intuición pastoral sugirió a la Iglesia la cristianización de la noción del domingo como "el día del sol", que era el nombre romano para el día y que se mantiene en algunas lenguas modernas.(29) Esto fue para alejar a los fieles de la seducción de los cultos que adoraban al sol, y para dirigir la celebración del día a Cristo, el verdadero "sol" de la humanidad". Juan Pablo II, Dies Domini, 27. El día de Cristo-Luz, 1998


"El sol era un dios principal para los paganos. El sol tiene adoradores a esta hora en Persia y otras tierras. Hay, en verdad, algo de realeza, de rey, en el sol, que lo convierte en un emblema adecuado de Jesús, el Sol de Justicia. De ahí que la iglesia de estos países parezca haber dicho: "Conservad ese antiguo nombre pagano [domingo]. Permanecerá consagrado, santificado'. Y así el domingo pagano, dedicado a Balder, se convirtió en el domingo cristiano, sagrado para Jesús". William Gildea, Doctor en Divinidad, The Catholic World, marzo, 1894, p. 809


"No hay más que una iglesia sobre la faz de la tierra que tenga el poder, o pretenda tenerlo, de dictar leyes vinculantes para la conciencia, vinculantes ante Dios, vinculantes bajo pena del fuego del infierno. Por ejemplo, la institución del domingo. ¿Qué derecho tiene cualquier otra iglesia a guardar este día? Usted responde en virtud del tercer mandamiento (el papado suprimió el segundo con respecto a la adoración de las imágenes esculpidas, y llamó al cuarto el tercero), que dice "Acuérdate de santificar el día de reposo". Pero el domingo no es el día de reposo. Cualquier escolar sabe que el domingo es el primer día de la semana. He ofrecido repetidamente mil dólares a cualquiera que demuestre, sólo con la Biblia, que el domingo es el día que debemos guardar, y nadie ha pedido el dinero. Fue la santa Iglesia Católica la que cambió el día de descanso del sábado, el séptimo día, al domingo, el primer día de la semana". - T. Enright, C.S.S.R., en una conferencia pronunciada en 1893.


Citas de Papas que declaran a María digna de culto:
"¿Me preguntas si María está dispuesta a asistirte? ¿Se interesa realmente por vuestro bienestar? ¿O está tan absorbida por el fruto de Dios como para ser indiferente a nuestras miserias? "¿Acaso puede una mujer olvidarse de su hijo para no apiadarse del fruto de su vientre? (Isaías 49:15), Así también María no se olvidará de nosotros" "Fe de nuestros Padres, Por el Cardenal James Gibbons, Arzobispo de Baltimore, página 225, edición de 1893.


Veamos lo que dice realmente Isaías:


"¿Puede una mujer olvidar a su hijo de pecho, para no compadecerse del hijo de sus entrañas? Sí, pueden olvidarse, pero yo no me olvidaré de ti" Isaías 49:15


"Dios ha confiado a María las llaves y los tesoros del cielo". Tomás de Aquino


"La Sagrada Escritura fue escrita a María, sobre María y a causa de María". San Bernardo


"Nadie encuentra a Cristo sino con y a través de María. Quien busca a Cristo sin María, lo busca en vano". San Buenaventura


"¿Qué te costará, oh María, escuchar nuestra oración? ¿Qué te costará salvarnos? ¿No ha puesto Jesús en tus manos todos los tesoros de su gracia y misericordia? Estás sentada como reina coronada a la derecha de tu hijo: tu dominio llega hasta los cielos y a ti están sometidos la tierra y todas las criaturas que la habitan. Tu dominio llega hasta el abismo del infierno, y sólo tú, oh María, nos salvas de las manos de Satanás". Papa Pío Xl


"María, ni uno de tus devotos siervos ha perecido jamás: ¡que yo también me salve!" Papa Benedicto XV


"¡Oh María, Madre de Misericordia y Refugio de los Pecadores! Te suplicamos que mires con ojos compasivos a los pobres herejes y cismáticos. Tú, que eres la Sede de la Sabiduría, ilumina las mentes desgraciadamente envueltas en las tinieblas de la ignorancia y del pecado, para que reconozcan claramente que la Santa Iglesia Católica Romana es la única y verdadera Iglesia de Jesucristo, fuera de la cual no se puede encontrar ni la santidad ni la salvación. Llámalos a la unidad del único redil, concediéndoles la gracia de creer en todas las verdades de nuestra santa fe y de someterse al Sumo Pontífice Romano, el Vicario de Jesucristo en la tierra, para que, estando así unidos a nosotros por las dulces cadenas de la caridad, pronto no haya más que un solo redil bajo un solo y mismo Pastor; y que así todos, oh Virgen Gloriosa, cantemos exultantes para siempre: "¡Alégrate, oh Virgen María! Sólo tú has destruido todas las herejías en el mundo entero'. Amén". (Papa Pío XII, La Raccolta, Hermanos Benzinger, Boston, 1957, nº 626).


7 de mayo de 1997 (David W. Cloud, Fundamental Baptist News Service, 1701 Harns Rd., Oak Harbor, WA 98277) - El 7 de mayo el Papa Juan Pablo II dedicó su audiencia general a "la Virgen María" e instó a todos los cristianos a aceptar a María como su madre. Señaló las palabras pronunciadas por Jesús en la cruz a María y a Juan: "Mujer, ahí tienes a tu hijo" y "ahí tienes a tu madre". (Juan 19:26,27), y afirmó que en esta declaración "ES POSIBLE COMPRENDER EL SENTIDO AUTÉNTICO DEL CULTO A MARÍA en la comunidad eclesial... que además se basa en la voluntad de Cristo" (Servicio de Información del Vaticano, 7 de mayo de 1997).


Juan Pablo II subrayó que "la historia de la piedad cristiana enseña que MARÍA ES EL CAMINO QUE CONDUCE A CRISTO, y que la devoción filial a ella no disminuye en absoluto la intimidad con Jesús, sino que la aumenta y la lleva a niveles muy altos de perfección". Concluyó pidiendo a todos los cristianos "que hagan un hueco (a María) en su vida cotidiana, RECONOCIENDO SU PAPEL PROVIDENCIAL EN EL CAMINO DE LA SALVACIÓN" (Ibid.).


Papas que declaran a María corredentora / corredentora / corredentora


"¿Quién puede agradecerte dignamente y alabarte adecuadamente, oh Virgen Santísima, que por tu fiat has salvado a un mundo perdido?". San Agustín


"El fundamento de toda nuestra confianza se encuentra en la Santísima Virgen María. Dios ha confiado a ella el tesoro de todos los bienes, para que todos sepan que por ella se obtiene toda esperanza, toda gracia y toda salvación. Pues ésta es su voluntad: Que todo lo obtengamos por medio de María". Papa Pío IX


"Los pecadores reciben el perdón sólo por la intercesión de María". San Juan Crisóstomo


"Todos los que busquen la protección de María se salvarán por toda la eternidad". Papa Benedicto XV


León XIII, Jucunda Semper, 1894: "Cuando María se ofreció completamente a Dios junto a su Hijo en el templo, ya compartía con él la dolorosa expiación en favor del género humano... (al pie de la cruz) lo ofreció voluntariamente a la justicia divina, muriendo con él en su corazón, atravesado por la espada del dolor".


Pío X, Ad Diem Illum, 1904: "Debido a la unión de sufrimiento y propósito existente entre Cristo y María, ella mereció convertirse muy dignamente en la reparadora del mundo perdido, y por esta razón, en la dispensadora de TODOS los favores que Jesús adquirió para nosotros por su muerte...".


Benedicto XV, Inter Sodalicia, 1918: "Hasta tal punto María sufrió y casi murió con su Hijo sufriente y moribundo; hasta tal punto renunció a sus derechos maternales sobre su Hijo por : la salvación del hombre . . que podemos decir con razón que redimió al género humano junto con Cristo".


Más XI, 1935, en una oración para clausurar un jubileo, encontramos el primer uso de la palabra Corredentora por parte de un papa: "Oh Madre del amor y de la misericordia que, cuando tu dulcísimo Hijo consumaba la Redención del género humano en el altar de la cruz, estabas junto a él sufriendo con él como Corredentora".


Más XII, en una emisión de radio en 1946: "María, por haber sido asociada al Rey de los Mártires en la obra inefable de la Redención humana como Madre y cooperadora, queda para siempre asociada a él, con un poder casi ilimitado, en la distribución de las gracias que brotan de la Redención."


Juan XXIII, Lumen Gentium del Vaticano II, 1965.


Pablo VI, Christi Matri. "La Iglesia ... acostumbra a recurrir a esa intercesora tan pronta, su Madre María ... Porque como dice San Ireneo, ella 'se ha convertido en la causa de la salvación de todo el género humano"


Juan Pablo II, Madre del Redentor, 1987.


Pío IX, Ubi Primum, 1849: "Porque Dios ha confiado a María el tesoro de todos los bienes, para que todos sepan que por medio de ella se obtiene toda esperanza, toda gracia y TODA SALVACIÓN. Porque ésta es su voluntad, que todo lo obtengamos por medio de María".


León XIII, Supremi Apostolatus, 1883: "Oh María, guardiana de nuestra paz y dispensadora de las gracias celestiales".


Plus X, Ad Diem Illum, 1904: "A la augusta Virgen le fue concedido ser, junto con su Hijo Unigénito, la más poderosa Mediadora y Conciliadora del mundo entero. Así que Cristo es la fuente... Sin embargo, María, como comenta justamente San Bernardo, es el canal, o sea el cuello por el que el Cuerpo se une a la Cabeza... a través del cual TODOS los dones espirituales se comunican a su Cuerpo".


Benedicto XV, En un decreto sobre Juana de Aré: "En todo milagro debemos reconocer la mediación de María, a través de la cual, según la voluntad de Dios, nos llega toda gracia y bendición".


Plus XI, Miserentissimus Redemptor, 1928: "Confiando en su intercesión a Jesús, "el único Mediador de Dios y de los hombres, que quiso asociar a su propia Madre como abogada de los pecadores, como dispensadora y mediadora de la gracia".


Plus XII, Superiore Anno, 1940: "Como declara San Bernardo, 'es la voluntad de Dios que obtengamos favores por medio de María, que todos se apresuren a recurrir a María'".


Juan XXIII, véase Vaticano II, Lumen Gentium.


Pablo VI, véase Lumen Gentium.


Juan Pablo II, Dives in Misericordia, 1980, citando la Lumen Gentium, "De hecho, al ser asunta al cielo no ha abandonado el oficio de la salvación, sino que por la múltiple intercesión sigue obteniendo para nosotros la gracia de la salvación eterna."


Los papas declaran que la salvación sólo se encuentra en la iglesia católica romana:


"No te alejes de la Iglesia, porque nada es más fuerte que la Iglesia. La Iglesia es tu esperanza, tu salvación, tu refugio". San Juan Crisóstomo, Padres Nicenos y Post-Nicenos, Serie I, Vol. IX, Introducción a las dos Homilías sobre Eutropio, Homilía II.


"El Salvador mismo es la puerta del redil: 'Yo soy la puerta de las ovejas'. En este redil de Jesucristo, ningún hombre puede entrar si no es conducido por el Soberano Pontífice; y sólo si están unidos a él, los hombres pueden salvarse, pues el Romano Pontífice es el Vicario de Cristo y su representante personal en la tierra". (Papa Juan XXIII en su homilía a los obispos y fieles asistentes a su coronación el 4 de noviembre de 1958).


El Papa León XIII


"Esta es nuestra última lección para ustedes: recíbanla, grábenla en sus mentes, todos ustedes: por mandamiento de Dios la salvación no se encuentra en ningún otro lugar que en la Iglesia; el instrumento fuerte y eficaz de la salvación no es otro que el Pontificado Romano". (Papa León XIII, Alocución para el 25º aniversario de su elección, 20 de febrero de 1903; Enseñanzas Papales: La Iglesia, Monjes benedictinos de Solesmes, Ediciones San Pablo, Boston, 1962, par. 653).


El Papa Eugenio IV



"La santísima Iglesia romana cree, profesa y predica firmemente que ninguno de los que existen fuera de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también los judíos y los herejes y cismáticos, pueden tener parte en la vida eterna, sino que irán al fuego eterno que fue preparado para el diablo y sus ángeles, a menos que antes de la muerte se unan a Ella; y que es tan importante la unidad de este cuerpo eclesiástico que sólo los que permanecen dentro de esta unidad pueden beneficiarse de los sacramentos de la Iglesia para la salvación, y sólo ellos pueden recibir una recompensa eterna por sus ayunos, sus limosnas, sus otras obras de piedad cristiana y los deberes de un soldado cristiano. Nadie, por grande que sea su limosna, nadie, aunque derrame su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permanece en el seno y la unidad de la Iglesia católica". (Papa Eugenio IV, bula Cantate Domino, 1441.)


El Papa Pelagio II (578 - 590 d.C.)


"Considera el hecho de que quien no ha estado en la paz y la unidad de la Iglesia no puede tener al Señor. ...Aunque entregados a las llamas y al fuego, ardan, o, arrojados a las fieras, entreguen su vida, no habrá (para ellos) esa corona de la fe sino el castigo de la falta de fe. ...Uno así puede ser asesinado, no puede ser coronado. ...[Si] es asesinado fuera de la Iglesia, no puede alcanzar las recompensas de la Iglesia". (Denzinger 246-247)
El Papa San Gregorio Magno (590 - 604 d.C.)


"Ahora la santa Iglesia universal proclama que Dios no puede ser verdaderamente adorado si no es dentro de ella, afirmando que todos los que están fuera de ella nunca se salvarán". (Moralia)
Papa Inocencio III (1198 - 1216 d.C.)


"En efecto, no hay más que una Iglesia universal de fieles fuera de la cual nadie se salva". (Papa Inocencio III, Cuarto Concilio de Letrán, 1215; Denz. 151)
"Con nuestros corazones creemos y con nuestros labios confesamos una sola Iglesia, no la de los herejes, sino la Santa Iglesia Católica y Apostólica Romana, fuera de la cual creemos que nadie se salva". (Denzinger 423)


El Papa Bonifacio VIII en su Bula Unam Sanctam emitida en 1302:


"Declaramos, decimos, definimos y pronunciamos que es absolutamente necesario para la salvación de toda criatura humana estar sometida al Pontífice romano". (Denz. 469) [nota: Esta definición (de fide definita) parece incontestable, pero los liberales afirman audazmente que no se trata de una definición destinada a la Iglesia universal, sino sólo de un pronunciamiento destinado a tratar el problema local de Felipe el Hermoso. Pero cuando Felipe exigió al Papa Clemente V, el primer Papa de Aviñón, que retirara Unam Sanctam, el Papa Clemente no lo hizo, sino que emitió el Breve Meruit el 1 de febrero de 1306, que a pesar de su tono extremadamente conciliador, afirma claramente que Unam Sanctam contiene una "definición":] "Por eso no deseamos ni pretendemos que se engendre ningún perjuicio para ese rey y reino por la definición y declaración de nuestro predecesor el Papa Bonifacio VIII de feliz memoria, que comenzó con las palabras Unam Sanctam". (51 Corpus Juris Canonici, (Extravag. commun., lib. V, tit. VII, cap. 2) ed. Friburgo, Vol. II, p. 1300).


El Papa León X reafirmó la enseñanza de Bonifacio VIII: (1512-1517)


"En lo que concierne a la necesidad de salvación, todos los fieles de Cristo deben estar sometidos al Romano Pontífice, como nos enseñan la Sagrada Escritura, el testimonio de los santos padres y aquella constitución de nuestro predecesor de feliz memoria, Bonifacio VIII, que comienza Unam Sanctam". (Papa León X, Quinto Concilio de Letrán (1512-1517) Conciliorum Oecumenicorum Decreta, Edidit Centro di Documentazione, Instituto per Science Religiose, Herder, Bolonia, 1962, no. 40, pp. 619, 620.)


Papa León XII (1823 - 1829)


"Profesamos que no hay salvación fuera de la Iglesia. ...Porque la Iglesia es la columna y el suelo de la verdad. Con referencia a estas palabras Agustín dice: `Si algún hombre está fuera de la Iglesia será excluido del número de hijos, y no tendrá a Dios por Padre ya que no tiene a la Iglesia por madre'". (Encíclica, Ubi Primum)
Papa Pío IX (1846 - 1878)


"Debe sostenerse por la fe que fuera de la Iglesia Apostólica Romana, nadie puede salvarse; que ésta es la única arca de salvación; que quien no haya entrado en ella perecerá en el diluvio". (Denzinger 1647)


El Papa León XIII (D. 1878 - 1903)


"Mediante el ministerio de esta Iglesia tan gloriosamente fundada por Él, quiso perpetuar la misión que Él mismo había recibido del Padre; y por una parte, habiendo puesto en ella todos los medios necesarios para la salvación del hombre, por otra parte, ordenó formalmente a los hombres el deber de obedecer a su Iglesia como a sí mismo, y tomarla religiosamente como guía de toda su vida. "El que os escucha, me escucha a mí; el que os desprecia, me desprecia a mí". (Lucas 10:16) Por lo tanto, sólo a la Iglesia se le debe pedir la ley de Cristo: y, en consecuencia, si para el hombre Cristo es el camino, también la Iglesia es el camino, el primero por sí mismo y por su naturaleza, la segunda por delegación y comunicación de poder. En consecuencia, todos los que quieren alcanzar la salvación fuera de la Iglesia, se equivocan de camino y se empeñan en un esfuerzo vano". (Papa León XIII, Encíclica, Tametsi, 1 de noviembre de 1900; Enseñanzas Papales: La Iglesia, Monjes benedictinos de Solesmes, Ediciones San Pablo, Boston, 1962, par. 647.)
"Esta es nuestra última lección para ustedes: recíbanla, grábenla en sus mentes, todos ustedes: por mandamiento de Dios la salvación no se encuentra en ninguna parte sino en la Iglesia; el instrumento fuerte y eficaz de la salvación no es otro que el Pontificado Romano". (Papa León XIII, Alocución para el 25º aniversario de su elección, 20 de febrero de 1903; Enseñanzas Papales: La Iglesia, Monjes benedictinos de Solesmes, Ediciones San Pablo, Boston, 1962, par. 653.Encíclica, Annum Ingressi Sumus)
"No dispersa ni reúne quien no se reúne con la Iglesia y con Jesucristo, y todos los que no luchan conjuntamente con Él y con la Iglesia están en verdad contendiendo contra Dios". (Papa León XIII, Encíclica, Sapientiae Christianae)


El Papa San Pío X A.D. 1903 - 1914)


"Fuertes en esta fe, inconmovibles en este Pedro, volvemos los ojos de Nuestra alma tanto a las pesadas obligaciones de este santo primado como al mismo tiempo a la fuerza divinamente impartida a Nuestro corazón. En paz esperamos que callen los que proclaman a voz en grito que la Iglesia católica ha tenido su día, que su enseñanza es irremediablemente reaccionaria, que pronto se verá reducida o bien a la conformidad con los datos de la ciencia y a una civilización sin Dios, o bien a la retirada de la sociedad de los hombres. Y mientras esperamos, es Nuestro deber recordar a todos, grandes y pequeños, como lo hizo el Santo Pontífice Gregorio en épocas pasadas, la absoluta necesidad que tenemos de recurrir a esta Iglesia para lograr nuestra salvación eterna, para obtener la paz e incluso la prosperidad en nuestra vida aquí abajo. "Por eso, utilizando las palabras del Santo Pontífice, decimos: "Haced firme el progreso de vuestras almas, como habéis empezado a hacer, con la firmeza de esta roca: sobre ella, como sabéis, Nuestro Redentor fundó la Iglesia en todo el mundo, para que los corazones sinceros, guiando sus pasos por ella, no se desviaran por el camino equivocado". (Papa San Pío X, Encíclica, Jucunda sane, 12 de marzo de 1904, Enseñanzas papales: La Iglesia, Monjes benedictinos de Solesmes, Ediciones San Pablo, Boston, 1962, par. 668.)


Papa Pío XI:


"Además, en esta única Iglesia de Cristo no puede estar ni permanecer ningún hombre que no acepte, reconozca y obedezca la autoridad y la supremacía de Pedro y de sus legítimos sucesores. ¿Acaso los antepasados de los que ahora están enredados en los errores de Focio y de los reformadores no obedecieron al Obispo de Roma, el principal pastor de almas? Ay, sus hijos abandonaron el hogar de sus padres, pero éste no cayó al suelo y pereció para siempre, pues fue sostenido por Dios. Que vuelvan, pues, a su Padre común, quien, olvidando los insultos que antes se vertieron sobre la Sede Apostólica, los recibirá de la manera más amorosa. Pues si, como afirman continuamente, anhelan estar unidos a Nosotros y a los nuestros, ¿por qué no se apresuran a entrar en la Iglesia, "la Madre y señora de todos los fieles de Cristo"? Que escuchen a Lactancio gritar: 'La Iglesia católica es la única que conserva el verdadero culto. Esta es la fuente de la verdad, esta es la casa de la Fe, este es el templo de Dios: si alguien no entra aquí, o si alguien sale de ella, es un extraño para la esperanza de la vida y la salvación. Que nadie se engañe a sí mismo con disputas obstinadas. Porque aquí están en juego la vida y la salvación, que se perderán y destruirán por completo, si no se tienen en cuenta sus intereses con cuidado y asiduidad". (Papa Pío XI, Encíclica, Mortalium animos, 6 de enero de 1928, Las Encíclicas Papales, Claudia Carlen, I.H.M., McGrath Publishing Co., 1981, pp. 317, 318.)


El Papa Pío XII: (A.D. 1939 - 1958)


"Tampoco se puede argumentar en contra de esto que la primacía de jurisdicción establecida en la Iglesia da a tal Cuerpo Místico dos cabezas. Pues Pedro, en virtud de su primacía, sólo es el Vicario de Cristo; de modo que sólo hay una cabeza principal de este Cuerpo, a saber, Cristo, que nunca deja de guiar Él mismo a la Iglesia invisible, aunque al mismo tiempo la gobierna visiblemente, por medio de aquel que es su representante en la tierra, después de su gloriosa Ascensión al cielo esta Iglesia no se apoyó sólo en Él, sino también en Pedro, su piedra angular visible. Que Cristo y su Vicario constituyen una sola Cabeza es la solemne enseñanza de nuestro predecesor de inmortal memoria Bonifacio VIII en la Carta Apostólica Unam Sanctam; y sus sucesores nunca han dejado de repetir lo mismo. "Caminan, pues, por la senda de peligrosos errores quienes creen que pueden aceptar a Cristo como cabeza de la Iglesia, mientras no se adhieren lealmente a su Vicario en la tierra. Han quitado los lazos visibles de la unidad y han dejado el Cuerpo Místico del Redentor tan oscurecido y tan mutilado, que los que buscan el refugio de la salvación eterna no pueden verlo ni encontrarlo". (Papa Pío XII, encíclica Mystici Corporis que apareció en 1943; The Papal Encyclicals 1939-1958, Claudia Carlen, I.H.M., McGrath Publishing Co., 1981, p. 45.)
"Por mandato divino, intérprete y guardiana de las Escrituras, y depositaria de la Sagrada Tradición que vive en ella, sólo la Iglesia es la entrada a la salvación: Sólo ella, por sí misma, y bajo la protección y guía del Espíritu Santo, es la fuente de la verdad". (Papa Pío XII, Alocución al gregoriano, 17 de octubre de 1953)
"¡Oh María, Madre de la Misericordia y Refugio de los Pecadores! Te suplicamos que mires con ojos compasivos a los pobres herejes y cismáticos. Tú, que eres la Sede de la Sabiduría, ilumina las mentes miserablemente envueltas en las tinieblas de la ignorancia y el pecado, para que reconozcan claramente que la Santa Iglesia Católica Romana es la única y verdadera Iglesia de Jesucristo, fuera de la cual no se puede encontrar ni la santidad ni la salvación. Llámalos a la unidad del único redil, concediéndoles la gracia de creer en todas las verdades de nuestra santa fe y de someterse al Sumo Pontífice Romano, el Vicario de Jesucristo en la tierra, para que, estando así unidos a nosotros por las dulces cadenas de la caridad, pronto no haya más que un solo redil bajo un solo y mismo Pastor; y que así todos, oh Virgen Gloriosa, cantemos exultantes para siempre: "¡Alégrate, oh Virgen María! Sólo tú has destruido todas las herejías en el mundo entero'. Amén". (Papa Pío XII, La Raccolta, Hermanos Benzinger, Boston, 1957, nº 626.)


El Papa Gregorio XVI (1831 - 1846):


"No es posible adorar a Dios verdaderamente sino en Ella; todos los que están fuera de Ella no se salvarán". (Encíclica, Summo Jugiter)


Papa Benedicto XV (1914 - 1922):


"Tal es la naturaleza de la fe católica que no admite ni más ni menos, sino que debe ser sostenida como un todo, o como un todo rechazado: Esta es la fe católica, que si el hombre no cree fiel y firmemente, no puede salvarse". (Encíclica, Ad Beatissimi Apostolorum)


Papa Juan XXIII:


"El Salvador mismo es la puerta del redil: 'Yo soy la puerta de las ovejas'. En este redil de Jesucristo, ningún hombre puede entrar si no es conducido por el Soberano Pontífice; y sólo si están unidos a él, los hombres pueden salvarse, pues el Romano Pontífice es el Vicario de Cristo y su representante personal en la tierra". (Papa Juan XXIII, homilía a los obispos asistentes a su coronación el 4 de noviembre de 1958Enseñanzas papales: La Iglesia, Monjes Benedictinos de Solesmes, Boston, Ediciones San Pablo, 1962, par. 1556.)
"Y vosotros, venerables hermanos, no dejaréis de recordar, en vuestra enseñanza, a los rebaños que os han sido confiados, estas grandes y saludables verdades: no podemos rendir a Dios la devoción que le es debida y que le es agradable, ni es posible estar unidos a Él más que por medio de Jesucristo; y no es posible estar unido a Jesucristo sino en la Iglesia y por medio de la Iglesia, su Cuerpo Místico, y, finalmente, no es posible pertenecer a la Iglesia sino por medio de los obispos, sucesores de los Apóstoles, unidos al Pastor Supremo, el sucesor de Pedro. " (Papa Juan XXIII, Discurso sobre la creación de tres nuevas diócesis en Taiwán, L'Osseratore Romano, 29 de junio de 1961).


Papa Juan Pablo I:


"Según las palabras de San Agustín, que retoma una imagen muy querida por los antiguos Padres, la nave de la Iglesia no debe temer, porque está guiada por Cristo y por su Vicario. Aunque la nave sea zarandeada, sigue siendo una nave. Sólo ella transporta a los discípulos y recibe a Cristo. Sí, es zarandeada en el mar, pero, sin ella, se perecería inmediatamente". (Sermón, 75,3; PL 28, 475) Sólo en la Iglesia está la salvación. Sin ella se perece". (Papa Juan Pablo I, Primera Alocución, 27 de agosto de 1978, L'Osservatore Romano, 28,29 de agosto de 1978).
"Es difícil aceptar algunas verdades, porque las verdades de la fe son de dos tipos: algunas agradables, otras desagradables para nuestro espíritu. Por ejemplo, es agradable escuchar que Dios tiene tanta ternura por nosotros, incluso más ternura que una madre por sus hijos. Otras verdades, por el contrario, son difíciles de aceptar. Dios debe castigar si me resisto. Eso no es agradable, pero está claro que Jesús y la Iglesia son la misma cosa: indisoluble, inseparable. Cristo y la Iglesia son una sola cosa. No es posible decir: 'Creo en Jesús, acepto a Jesús, pero no acepto a la Iglesia'. Cuando el pobre Papa, cuando los obispos, los sacerdotes, proponen la doctrina, no hacen más que ayudar a Cristo. No es nuestra doctrina, es la de Cristo: sólo debemos guardarla y presentarla". (Audiencia general, 13 de septiembre de 1978; citado en El mensaje de Juan Pablo I, Hijas de San Pablo, Boston, 1978, pp. 106,107.)


El Papa Juan Pablo II:


"El misterio de la salvación se nos revela y se continúa y realiza en la Iglesia... y de esta fuente genuina y única, como agua 'humilde, útil, preciosa y casta', llega a todo el mundo. Queridos jóvenes y fieles, al igual que el hermano Francisco debemos ser conscientes y asimilar esta verdad fundamental y revelada, consagrada por la tradición: 'No hay salvación fuera de la Iglesia'. Sólo de ella fluye con seguridad y plenitud la fuerza vivificante destinada en Cristo y en su Espíritu, a renovar a toda la humanidad y, por tanto, a orientar a cada ser humano a formar parte del Cuerpo Místico de Cristo". (Papa Juan Pablo II, Mensaje radiofónico para la Vigilia franciscana en San Pedro y Asís, 3 de octubre de 1981, L'Osservatore Romano, 12 de octubre de 1981).


El Papa Eugenio IV: El Concilio de Florencia


"La santa Iglesia romana cree, profesa y predica que nadie que permanezca fuera de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también los judíos o los herejes o los cismáticos, puede llegar a ser partícipe de la vida eterna, sino que irá al "fuego eterno que fue preparado para el diablo y sus ángeles" (Mateo 25:41), a menos que antes del final de la vida se una a la Iglesia. Porque la unión con el cuerpo de la Iglesia es de tal importancia que los sacramentos de la Iglesia son útiles para la salvación sólo para los que permanecen en ella; y los ayunos, las limosnas, otras obras de piedad y el ejercicio de la guerra cristiana tienen recompensas eternas sólo para ellos. Y nadie puede salvarse, por mucha limosna que haya dado, aunque derrame su sangre por el nombre de Cristo, si no permanece en el seno y la unidad de la Iglesia católica". (Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1438-45, De la bula "Cantate Domino", 4 de febrero de 1441 (estilo florentino) Decreto para los jacobitas, Denz. 165.)


MISC:
"Nos ha servido bien, este mito de Cristo" -Papa León X


"Los jesuitas son una organización MILITAR, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no el simple padre abad de un monasterio. Y el objetivo de esta organización es el PODER. El poder en su ejercicio más despótico. Poder absoluto, poder universal, poder para controlar el mundo por la voluntad de un solo hombre. El jesuitismo es el más absoluto de los despotismos,; y al mismo tiempo el mayor y más enorme de los abusos". (Memorial del cautiverio de Napoleón en Santa Elena, por el general Montholon)


"Esta guerra (la guerra civil) nunca habría sido posible sin la siniestra influencia de los jesuitas. Le debemos al papismo que ahora veamos nuestra tierra enrojecida con la sangre de sus hijos más nobles. Aunque había grandes diferencias de opinión entre el Sur y el Norte sobre la cuestión de la esclavitud, ni Jeff Davis ni ninguno de los principales hombres de la Confederación se habrían atrevido a atacar al Norte, si no hubieran confiado en las promesas de los jesuitas, de que, bajo la máscara de la democracia, el dinero y las armas de los católicos romanos, incluso las armas de Francia, estaban a su disposición, si nos atacaban. Compadezco a los sacerdotes, a los obispos y a los monjes de Roma en los Estados Unidos, cuando la gente se da cuenta de que son en gran parte, responsables de las lágrimas y de la sangre derramada en la guerra. Yo oculto lo que sé, porque si la gente supiera toda la verdad, esta guerra se convertiría en una guerra religiosa, y de inmediato, tomaría un carácter diez veces más salvaje y sangriento. Se volvería despiadada como lo son todas las guerras religiosas. Se convertiría en una guerra de exterminio en ambos bandos. Los protestantes del Norte y del Sur, seguramente se unirían para exterminar a los sacerdotes y a los jesuitas si pudieran escuchar lo que el profesor Morse (inventor del código Morse) me ha dicho de los complots hechos en la misma ciudad de Roma para destruir esta república, y si pudieran aprender cómo los sacerdotes, las monjas y los monjes, que diariamente desembarcan en nuestras costas con el pretexto de predicar su religión, instruir al pueblo en sus escuelas, cuidar a los enfermos. . no son otra cosa que los emisarios del papa.. para socavar nuestras instituciones, alejar los corazones de nuestro pueblo de nuestra constitución, y nuestras leyes, destruir nuestras escuelas, y preparar un reino de anarquía aquí como lo han hecho en Irlanda, México, España y en cualquier otro lugar donde haya gente que quiera ser libre". (Abraham Lincoln)


"Los sacerdotes mormones y los jesuitas son por igual los ENEMIGOS intransigentes de nuestra Constitución y nuestras leyes; pero el más peligroso de los dos es el jesuita, el sacerdote romano, porque sabe ocultar mejor su odio bajo la máscara de la amistad y los actos públicos para la gloria de Dios.... Se han realizado ya tantos complots contra mi vida, que es un verdadero milagro que todos hayan fracasado, si tenemos en cuenta que la gran mayoría de ellos estaban en manos de hábiles asesinos católicos romanos, evidentemente entrenados por los jesuitas. ¿Pero podemos esperar que Dios haga un milagro perpetuo para salvar mi vida? Yo creo que no. Mi escape de sus manos, desde que la carta del Papa a Jeff Davis ha afilado un millón de dagas para atravesar mi pecho, sería más que un milagro. Pero así como el Señor no escuchó ningún murmullo de los labios de Moisés cuando le dijo que tenía que morir, antes de cruzar el Jordán, por los pecados de su pueblo; así espero y rezo para que no escuche ningún murmullo de mi parte cuando caiga por mis naciones. .. (Abraham Lincoln)


Horrores de los archivos del arzobispo


"La archidiócesis católica romana de Los Ángeles publicó resúmenes de sus archivos confidenciales, que documentan cómo los líderes de la iglesia local eludieron durante décadas la responsabilidad de lidiar con decenas de sacerdotes acusados de abusar sexualmente de niños. Los archivos muestran que la arquidiócesis más grande del país respondió a las acusaciones de abuso trasladando a los sacerdotes sospechosos a nuevos destinos o dándoles asesoramiento, sin notificar a la policía o a los feligreses. "La publicación de los resúmenes, que según un abogado de la Iglesia se hizo a pesar de las objeciones de los abogados de algunos de los sacerdotes acusados, está vinculada a las negociaciones para resolver más de 560 demandas por abuso sexual, que según se informa podrían costar a la archidiócesis más de 500 millones de dólares." U.S. News and World Report, 24 de octubre de 2005.


"Las letras inscritas en la mitra del Papa son estas: 'VICARIUS FILII DEI', que en latín significa 'VICARIO DEL HIJO DE DIOS'. Los católicos sostienen que la Iglesia, que es una sociedad visible, debe tener una cabeza visible. Cristo, antes de su ascensión al cielo, designó a San Pedro para que actuara como su representante... De ahí que al obispo de Roma, como cabeza de la iglesia, se le diera el título de 'VICARIO DE CRISTO'". Our Sunday Visitor, (semanario católico) "Oficina de información", Huntington, Indiana, 18 de abril de 1915: "Las letras inscritas en la mitra del Papa son estas: 'VICARIUS FILII DEI', que en latín significa 'VICAR DEL HIJO DE DIOS'. Los católicos sostienen que la iglesia, que es una sociedad visible, debe tener una cabeza visible. Cristo, antes de su ascensión al cielo, designó a San Pedro para que actuara como su representante... De ahí que al obispo de Roma, como cabeza de la iglesia, se le diera el título de 'VICARIO DE CRISTO'". Our Sunday Visitor, (semanario católico) "Oficina de información", Huntington, Ind., 18 de abril de 1915.


LATINO (NOTA: En realidad se trata de números romanos. Los romanos lo utilizaban para su alfabeto y su sistema numérico)
V.................... 5 F.................... 0 D.................... 500


I..................... 1 I..................... 1 E.................... 0


C.................... 100 L.................... 50 I..................... 1


A.................... 0 I..................... 1 __________


R.................... 0 I..................... 1 501


I..................... 1 __________
53
U................... 5


S.................... 0
__________
112


Los totales... 112 + 53 + 501 = 666
(Por cierto, este es sólo uno de los ONCE TÍTULOS del Papa que = 666) Para ver los otros,


"Cuando en 1797, el Papa Pío VI cayó gravemente enfermo, Napoleón dio órdenes de que en caso de su muerte no se eligiera a ningún sucesor para su cargo, y el papado fuera interrumpido. Pero el Papa se recuperó. La paz se rompió pronto: Berthier entró en Roma el 10 de febrero de 1798 y proclamó [a Roma] una república. El anciano Pontífice se negó a violar su juramento reconociéndolo, y fue llevado a toda prisa de una prisión a otra en Francia. Quebrantado por la fatiga y las penas, murió el diecisiete de agosto de 1799 en la fortaleza francesa de Valence, a la edad de 82 años. No es de extrañar que media Europa pensara que el veto de Napoleón sería obedecido, y que con el Papa, el Papado estaba muerto" --Joseph Rickaby, The Modern Papacy, p. 1.


"Ninguna persona podrá predicar sin el permiso de su superior. Todos los predicadores explicarán el Evangelio según los Padres. No explicarán el futuro ni los tiempos del Anticristo". -Papa León X, 1516
"La persecución religiosa comenzó mucho antes de que comenzara la era cristiana; de hecho, atraviesa toda la historia de la religión. En Roma, todos los ciudadanos estaban obligados por ley a ajustarse a la religión romana para que los dioses protegieran al estado".-A.C. Flick's, Rise of the Mediaeval Church p. 91


"Históricamente, la importancia de Constantino no radica en el hecho de que fuera cristiano, personalmente, sino en que por primera vez dotó a la nueva religión de ese poder mundial que la convirtió durante más de mil años en la agencia moral, social y política más poderosa que ha visto el mundo" -El auge de la Iglesia medieval, de Alexander Clarence Flick, p. 126
Los antepasados de la ICR no estaban de acuerdo


Los antepasados católicos NO estaban de acuerdo
"La oposición comenzó ya con el uso de imágenes. Ireneo en el siglo II (167 DC) denunció la práctica. Tertuliano (192 DC), citando el segundo de los Diez Mandamientos, denunció severamente todo el uso de imágenes como pecaminoso. Clemente de Alejandría (192 d.C.) adoptó la misma opinión. Orígenes también basó su oposición a la práctica en la interpretación judía. Minucio Félix (220 d.C.) argumentó que el hombre era la imagen de Dios, por lo que no había necesidad de ninguna representación artificial. Lactancio (303 d.C.) adoptó el mismo punto de vista... Eusebio, al responder a una petición de Constancia de una imagen de Cristo, escribió una famosa carta en oposición a la práctica que prácticamente se convirtió en la plataforma del partido iconoclasta. San Agustín (393 d.C.) declaró que "es ilícito colocar una imagen de Dios de este tipo en un templo cristiano". Epifanio (402 d.C.) derribó con sus propias manos una cortina que tenía una imagen en una pequeña iglesia de Palestina" A.C. Flick, Rise of the Mediaeval Church, p. 276


Extrañas citas de los jesuitas


"Mi historia de los jesuitas no está escrita de forma elocuente, pero está respaldada por autoridades incuestionables, [y] es muy particular y muy horrible. Su restauración [de la Orden de los Jesuitas] [en 1814 por el Papa Pío VII] es realmente un paso hacia la oscuridad, la crueldad, el despotismo, [y] la muerte. . No me gusta la apariencia de los jesuitas. Si alguna vez hubo un cuerpo de hombres que mereciera la condenación eterna en la tierra y en el infierno, es esta Compañía de [Ignacio de] Loyola". - John Adams (1735-1826; 2º Presidente de los Estados Unidos)


"Ay, sabía que ellos [es decir, los jesuitas] me envenenarían; pero no esperaba morir de una manera tan lenta y cruel". - 1774 Papa Clemente XIV (Quien había abolido "para siempre" la Orden de los Jesuitas en 1773


"Si usted rastrea la masonería, a través de todas sus Órdenes, hasta llegar al gran jefe masón del mundo, descubrirá que el temible individuo y el Jefe de la Compañía de Jesús [es decir, el Superior General de la Orden de los Jesuitas] son la misma persona". - James Parton (historiador estadounidense)


"Vea, señor, desde esta Cámara, gobierno, no sólo a París, sino a China; no sólo a China, sino a todo el mundo, sin que nadie sepa cómo lo hago". (Tamburini, General de los Jesuitas.)


"En estos últimos días Dios nos ha hablado por medio de su hijo Ignacio, (fundador de los jesuitas) a quien ha nombrado heredero de todo, por quien también hizo el mundo. - Predicado por F. Doza J.S., "Los jesuitas incendiarios", p, 66


"La Gran Regla"
"Para que un inferior declare fácilmente su asentimiento y consentimiento a su Superior en la obediencia activa cuando dice, la nieve es negra, o el cuervo es blanco...


...deberíamos estar siempre dispuestos a aceptar este principio: creeré que lo blanco que veo es negro, si la Iglesia jerárquica lo define como tal". -Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, p. 141, -De Ignacio de Loyola


Juramento de los sacerdotes católicos romanos
"Declaro de corazón, sin reservas mentales Que el Papa es el vicario general de Cristo y es la verdadera y única cabeza de la Iglesia Universal en todo el mundo, y que en virtud de las Llaves de atar y desatar dadas a su Santidad por Jesucristo, tiene poder para deponer a los reyes, príncipes, estados, mancomunidades y gobiernos heréticos, siendo todos ilegales sin su sagrada Confirmación, y que pueden ser destruidos con seguridad. Por lo tanto, hasta el máximo de mi poder, defenderé esta doctrina y los derechos y costumbres de Su Santidad contra todos los usurpadores de la autoridad protestante que sea, especialmente contra la ahora pretendida autoridad de la Iglesia de Inglaterra y todos los adherentes, en lo que respecta a que puedan ser usurpados y heréticos, oponiéndose a la Sagrada Madre, la Iglesia de Roma.


"Renuncio y repudio cualquier lealtad como debida a cualquier rey, príncipe o estado protestante, o la obediencia a cualquiera de sus oficiales inferiores. Declaro además que la doctrina de la Iglesia de Inglaterra, de los calvinistas, de los hugonotes y de otros protestantes es condenable y que serán condenados aquellos que no abandonen la misma.


"Declaro además que ayudaré, asistiré y aconsejaré a todos o a cualquiera de los agentes de su Santidad, en cualquier lugar donde me encuentre, y que haré todo lo posible para extirpar la doctrina protestante y destruir todo su pretendido poder, regio o de otro tipo. Además, prometo y declaro que, a pesar de que se me permita, por dispensa, asumir cualquier religión herética para la propagación del interés de la Madre Iglesia, guardar el secreto y la privacidad de todos los consejos de sus agentes que me confíen, y no divulgar, directa o indirectamente, de palabra, por escrito o por cualquier circunstancia, sino ejecutar todo lo que se me proponga, descubierto por usted, mi Reverendísimo Señor y Obispo." Por John Lyons, ex-sacerdote católico en un tratado circulado en Glenside, Pa.


"Además, prometo y declaro que, cuando se presente la oportunidad, haré y libraré una guerra implacable, secreta o abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y liberales, como se me ha ordenado hacer para extirparlos y exterminarlos de la faz de toda la tierra, y que no perdonaré ni el sexo, ni la edad, ni la condición, y que colgaré, desecharé, herviré, desollaré, estrangularé y enterraré vivos a estos infames herejes; arrancaré los estómagos y vientres de sus mujeres y aplastaré sus cabezas infantiles contra la pared, para aniquilar para siempre a su execrable raza.


"Que cuando lo mismo no pueda hacerse abiertamente, usaré secretamente la copa de veneno, el cordón de estrangulación, el acero del poniard o la bala de plomo, sin tener en cuenta el honor, el rango, la dignidad o la autoridad de la persona o las personas, cualquiera que sea su condición en la vida, ya sea pública o privada, ya que en cualquier momento se me puede indicar que lo haga por cualquier agente del Papa o superior de la Hermandad de la Santa Fe de la Compañía de Jesús". Juramento extremo de inducción de los jesuitas, según consta en el Registro del Congreso de los EE.UU., Proyecto de Ley 1523, Caso de elección impugnada de Eugene C. Bonniwell, contra Thos. S. Butler, 15 de febrero de 1913, pp. 3215-3216. (Para ver el juramento jesuita completo, haga clic aquí).
El Vaticano se hace eco de los comentarios de Satanás en Isaías 14


LOS PAPAS DE ROMA PROCLAMAN


"Ocupamos en esta tierra el lugar de Dios todopoderoso... "León XIII
"Nosotros, definimos, declaramos, afirmamos que es absolutamente necesario para la salvación que toda criatura humana esté sujeta al Pontífice romano..." Bonifacio VIII
"La unión de las mentes, por lo tanto, requiere una completa sumisión a la voluntad de la iglesia, y al pontífice, como a Dios mismo.." León XIII


¿Le resulta familiar? Mire lo que la Palabra descubre sobre los deseos de Satanás...


"Cómo has caído del cielo, oh Lucifer, hijo de la mañana, cómo has sido cortado hasta el suelo (tierra (Ap. 12:12, Lucas 10:18))... Porque has dicho en tu corazón: Subiré al cielo, exaltaré mi trono por encima de las estrellas de Dios: Me sentaré también en el monte de la congregación, en los lados del norte: Subiré sobre las alturas de las nubes; seré como el Altísimo" Isaías 14:12-14


¿El resultado final de Satanás y Roma?


"Sin embargo, serás llevado al infierno, a los lados de la fosa. Y los que te vean te mirarán de cerca, y te considerarán, diciendo: ¿Es éste el hombre que hizo temblar la tierra, que sacudió los reinos?" Isaías 14:15-16

379 visitas
Valora la calidad de esta publicación
0 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas
Adimvi es mejor en su app para Android e IOS.