El graznido del cuervo
22 Jun, 2022
Tiempo de lectura aprox. :
1 min.
0 votos

Sellé mis labios
para guardar tus secretos,
creamos una jaula de gritos mudos
y de carne abierta de la que comeríamos
con rabia hasta consumirnos.


Te ofrecí una pasarela de consejos
que nunca tomarías.
Seguiste siendo víctima
atrapada en un hogar
que no era para nada hogar.
Me convertiste en tu cómplice,
me hiciste presa al mismo tiempo
sin darte cuenta y sin quererlo,
pero lo elegiste, creyendo que
irte no era opción.
Como si lo fuera aguantar las voces
y la humillación, la agresión psicológica
y los cristales rotos, todo roto
como tú y yo.


Soy como el cielo
donde bailan los cuervos
y rompen el silencio
justo allí donde nadie más ve ni oye.
Y mi cuerpo, está allí, malherido
como el mismo graznido de socorro
que nadie más ve ni oye.

.
120 visitas
Valora la calidad de esta publicación
0 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas
Adimvi es mejor en su app para Android e IOS.