Clara 114 puntos
20 Abr
Tiempo de lectura aprox. :
6 min.
"La tercera" (en primera persona)
+5 votos

Noches disfrutando mi soltería, que en ese tiempo era muy común en mí..no confiaba en nadie y prefería estar sola. 


Una de esas noches que salí con mi amiga lo conocí a él y a su amigo. Él se fue con mi amiga a bailar un poco distanciados de mí y su amigo .

De pronto desaparecieron, y cuando nos volvimos a encontrar mi amiga me contó que hubo besos pero al descubrirle un anillo,él le tuvo que confesar que estaba comprometido con su amada. Por mi parte no hubo mucha conexión con el amigo pero le pasé mi número de teléfono.


Pensamos que todo iba a quedar en esa noche porque no nos fué bien. Pero un día recibí un llamado de ambos amigos que estaban reunidos y querian saber de nosotras. Mi amiga lo tachó inmediatamente, no tenía ninguna posibilidad de estar con ella. Pero conmigo fue diferente porque hablando había muy buena onda. De a poco el amigo fue ausentándose y nuestra buena relación fue creciendo.


Me contó que su amigo también tenía enamorada, pero lo que más me sorprendió que me dijera era que él, aparte de estar comprometido, se casaba en los próximos días!!.


A pesar de eso, nunca perdimos el contacto...


Él trabajaba de noche y casi siempre hablabamos a la misma hora porque "estaba tranquilo". Confiaba en él y le contaba mis  relaciones fallidas en el amor. Hasta que un día me dijo que "no encontraba a la persona ideal porque tal vez la tenía enfrente mío y no me daba cuenta", yo sonreí  porque pensé que estaba bromeando.


Un día después de tanto tiempo, nos encontramos en su casa. Mientras charlabamos y tomabamos algo, él comenzó a acariciarme las manos y me confesó que en todo ese tiempo que pasó le empecé a gustar mucho. Justo en el momento que se estaba acercando más, se escucha el timbre. Pensando que era su mujer que había olvidado las llaves, me escondió en el baño. Yo estaba aterrada tapada con la cortina dentro de la bañadera mientras pensaba "¿que estoy haciendo acá?", pero ya era tarde.


Logré escuchar la voz de un hombre y me quedé un poco más tranquila. Pero a los 5  minutos cuando él vino a buscarme y decirme que era su hermano y ya se había ido, me enojé y le dije que nunca más quería pasar por una situación igual. Él se enterneció de mi enojo y me robó un beso.


A partir de ese día no nos vimos más pero seguimos con los mensajes por redes. Insinuabamos muchas cosas que podrían  llegar a pasar, nunca se olvidó del beso robado. 


Hasta que un día comencé a recibir mensajes feos, que hablaban muy mal de mi apariencia física y de mi persona. Por más que escribian con su nombre yo sabía que no era él.Era su esposa, que leyó todo los mensajes que nos mandabamos. Lo borré de todos lados para que no me sigan molestando.


Pero la que molestó y se metió en algo que no debia fuí yo. Aunque un poco por insistencia me dejaron una puerta abierta que no deberia haber atravesado.                   Al tiempo me enteré que se había separado, no sé si yo fuí la completa o parcial causa; pero nunca quise escuchar las razones, seguramente por culpa..

146 visitas

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Publicaciones relacionadas

ad space