El precio que se pagó... #Reflexión
8 Ago, 2022
Tiempo de lectura aprox. :
3 min.
+1 voto

Si hablamos del valor que tiene cada persona, se pueden presentar las siguientes situaciones, algunas se tienen en gran estima porque se aceptan como son y tienen la intención de crecer, avanzar en su desarrollo personal, sin embargo, otras tienen tan poco aprecio por si mismas que sólo se enfocan en lo negativo y sienten que literalmente son una completa basura. En esta oportunidad, no quiero centrarme en lo valioso que es el ser humano desde una perspectiva superadora y motivadora como nos muestran en otros espacios, como las películas, libros o charlas motivacionales, etc .

Porque seamos realistas, pueden aportarnos sí, pero no son trascendentes, es decir, no serán suficiente para tratar de comprender la importancia que tenemos, bajo un fundamento sólido.


Ahora bien, si observamos a nuestro alrededor podremos darnos cuenta de las desgracias que ocurren a causa de actos humanos, y no hablo solamente a nivel global, sino también en cada caso particular, habitualmente sucede que podemos respoder de mala manera a otros, o nos pueden herir, y nadie esta exento de cometer errores, desde este punto de vista, llegamos a pensar que la especie humana no vale nada, que no tiene arreglo, porque sobresalen los actos aberrantes que las buenas obras. Sin embargo, a pesar de la maldad que habita dentro de nosotros, Dios decidió amarnos y nos considera tan importantes que envió a su Hijo a morir en una cruz, sacrificándose y ocupando nuestro lugar, porque la paga del pecado es la muerte, de esta forma, su deseo por salvar a la humanidad de la perdición se pone en manifiesto. En Romanos 5:8 dice "pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores."
Si deseamos relacionarnos con Dios y acceder a este maravilloso regalo de la salvación, debemos arrepentirnos de nuestros pecados, abandonar el estilo de vida incorrecto que llevamos, y comenzar a caminar como Cristo, respetando y llevando a la práctica los mandatos y principios de Dios. Así estaremos viviendo conforme a como a él le agrada.


Sé que hay mucha gente que se siente insuficiente, pero en Cristo pueden hallar plenitud, y a medida que vamos permitiendo que el viva y crezca con libertad en nuestro interior, y nuestro orgullo disminuya, más nos asemejamos a la imágen de hombre que Dios diseñó en un principio, antes de que fueramos corrompidos por el pecado. Jesús es el modelo de hombre a seguir, de él conviene aprender, para mejorar en muchos aspectos de nuestras vidas. Es la clase de hombre en el que Dios encuentra contentamiento. 1 Juan 2:6 "Los que dicen que viven en Dios deben vivir como Jesús vivió."


Espero que este texto pueda ser de ayuda para tu vida, y deseo que puedas meditar en ello. Saludos.

795 visitas
Valora la calidad de esta publicación
0 votos

Por favor, entra o regístrate para responder a esta publicación.

Laura16 498 puntos 10 Ago, 2022 Laura16 498 puntos
hello ky friend
+1 voto
10 Ago, 2022
AbrilLariza 68 puntos 10 Ago, 2022 AbrilLariza 68 puntos
Hola, qué tal?
Publicaciones relacionadas
Descarga ya la app para Android e IOS.